Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Caso Tándem'

Iberdrola sospecha que Villarejo les espiaba para Florentino Pérez

La documentación que tiene el magistrado insinúa un supuesto interés por acceder a la valija de documentos confidenciales de la eléctrica

Ignacio Sánchez Galán y Florentino Pérez.

Iberdrola sospecha que el excomisario José Manuel Villarejo espió al presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, para el máximo directivo de ACS, Florentino Pérez. Así lo apunta un informe elaborado por el excomisario sobre un las relaciones de un directivo de la eléctrica, José Manuel Álvarez - al que se refiere como Chema-, que era encargado de servicios generales, y que está en manos del juez Manuel García Castellón, que lleva el denominado caso Tándem. El presidente de ACS y del Real Madrid libró una intensa pugna por hacerse con el control de Iberdrola que comenzó a mediados de la primera década de 2000 y no finalizó hasta 2012.

El análisis, encargado en marzo de 2009 y denominado 'Proyecto Gipsy' y al que ha tenido acceso El Periódico de Catalunya, medio que pertenece al mismo grupo editorial que este diario, constata que el presidente de ACS y del Real Madrid seguía "obsesivamente buscando datos que afecten al presidente de IB (Iberdrola) de manera directa" e insinúa que podría haber intentado tener acceso a la valija de documentación confidencial e interna de Iberdrola a través de "una persona de confianza". Villarejo, en todo caso, que llevó a cabo los trabajos a través de la sociedad Gabinete de Investigación y Análisis (GIA), no pudo determinar contactos de Álvarez o personas próximas a este con el dueño de ACS, más allá de "aficiones futboleras".

El ex-comisario José Manuel Villarejo antes de declarar en comisión en el Congreso. David Castro

De todas formas, el informe, encargado para determinar si el exdirectivo Álvarez recibía comisiones y si había "un acercamiento con el entrono de Flo (Florentino Pérez) con el fin de recabar datos sensibles que afectasen al presidente de IB (Iberdrola), subraya sobre aquella etapa que "una persona de su confianza " (en referencia a Florentino Pérez), "ha contactado hace escasas fechas con un tal Julián Ramos, al parecer responsable de una firma llamada Seodis". Y agrega: "el interés de Flo (Florentino Pérez) por esta firma, Servicios Organizados de Distribución, S.L., que tiene como administrador a Antonio Martínez Toledano, podría radicar en que la empresa en cuestión es quien encarga la valija de documentos confidenciales de IB (Iberdrola), entre otras las del propio presidente". Se trata de documentación interna y confidencial que se remite entre la sede operativa de la compañía en Madrid a la sede social en Bilbao.

Competencia

A su vez, el análisis del excomisario refuerza esta tesis al afirmar que la firma Kroll, que trabajó para Flo (Florentino Pérez) en tareas "de estrategia empresarial en lo referido a detectar competencia con información privilegiada y diseño de planes de expansión en el extranjero, es al parecer la que ha señalado esta vulnerabilidad de IB (Iberdrola), al señalar a Seodis como firma con escasa infraestructura, que estaría usando a empresas de mensajeros de tercer nivel que subcontratan a muy bajo costo para labores tan delicadas como la correspondencia y documentación sensible del 'staff' de IB" (Iberdrola).

Desde el entorno de Iberdrola se critica el hecho de que el magistrado Manuel García Castellón, relevado por enfermedad por Joaquín Gadea, no investigue estas denuncias de posible espionaje a la eléctrica basadas en las anotaciones en las agendas del excomisario y los informes elaborados por el mismo. Sánchez Galán deberá declarar el próximo 18 de enero por su imputación por los encargos que la empresa habría hecho al ahora comisario jubilado José Manuel Villarejo.

El presidente de Iberdrola recurrió el pasado 10 de diciembre su citación alegando que en este preciso momento le generaría "indefensión", puesto que considera que se basa únicamente en un informe falso, que atribuye al exdirectivo José Antonio del Olmo, cuya investigación está pendiente de una decisión del propio juez instructor. El juez denegó esta reclamación.

La pugna entre ambas firmas no cesa. El presidente de ACS, personado como acusación particular en la pieza sobre el espionaje de Iberdrola a sus competidores, presentó el mes pasado un escrito en el que reclamaba una imputación de la matriz de la eléctrica, no solo de la filial Iberdrola Renovables, y la acusaba de ejercer una defensa velada de su más alto cargo, según informó 'El Confidencial'. Iberdrola, por su parte, pidió al juez que excluyera a Florentino Pérez de la acusación del 'caso Tándem' por considerar que utilizaba la condición de perjudicado para realizar competencia desleal y sabotear operaciones de la compañía.

Compartir el artículo

stats