Otra vez los imprevistos se cruzan en la agenda del presidente del Gobierno. En esta ocasión, UcraniaPedro Sánchez viaja este jueves a Bruselas para participar en una reunión extraordinaria del Consejo Europeo, lo que le hace imposible acudir al acto de homenaje a la ejemplaridad del pueblo de La Palma, en apoyo a los habitantes de la isla después de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, un tributo presidido por los Reyes. Además, se ha desconvocado la comisión bilateral Canarias-Estado prevista en la Isla, lo cual ha suscitado críticas desde Coalición Canaria.

No obstante, el presidente Sánchez sí cuenta, a estas horas, con volar hacia el Archipiélago en cuanto acabe el encuentro del Consejo Europeo para dirigir en La Palma, a partir de las 9 de la mañana del viernes, la XXVI Conferencia de Presidentes.

El presidente del Consejo, el belga Charles Michel, convocó este miércoles a los líderes de los Veintisiete de urgencia para coordinar la respuesta europea ante la crisis en Ucrania, después del reconocimiento por parte de Rusia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk en la región del Donbás ucraniano y el envío de tropas a la zona.

Michel convocó la cumbre a las 20 horas de este jueves de manera presencial en Bruselas. La UE ya tiene en marcha el primer paquete de sanciones contra Moscú, coordinadas con Estados Unidos, sobre todo en lo que respecta al acceso de Moscú a los mercados financieros. Fuentes de la Moncloa anticipan que la reunión de líderes no debería prolongarse mucho más allá de la medianoche, porque las sanciones están acordadas, aunque quizá se vaya "un paso más allá". El objeto del Consejo es, por tanto, un "repaso de la situación en el flanco oriental europeo" y el "intercambio de información".

El tributo a los habitantes de La Palma presidido por los Reyes se mantiene, en este caso con la presencia de los siete ministros que viajan a la isla

Sánchez, señalan en su equipo, "no ha dudado ni un momento" en que debía desplazarse a Bruselas este jueves. El acto de homenaje a los habitantes de La Palma, que se va a celebrar a las 17 horas en el claustro del convento de San Francisco (actual Museo Insular) de Santa Cruz de La Palma, estará presidido por los Reyes, recuerdan en la Moncloa, y son ellos los protagonistas. El presidente simplemente les acompañaba. La diferencia es que ahora, por parte del Gobierno, Felipe VI y Letizia tendrán a su lado a los ministros que participarán el viernes en la Conferencia de Presidentes: las vicepresidentas segunda y tercera, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, y los titulares de Presidencia, Félix Bolaños; Hacienda, María Jesús Montero; Política Territorial, Isabel Rodríguez; Interior, Fernando Grande-Marlaska, y Sanidad, Carolina Darias.

El foco está en el PP

Por ahora, "no se contempla" el escenario en la Moncloa de que Sánchez tenga que cancelar su agenda del viernes en La Palma. En el Ejecutivo apuntan que, aunque acabase tarde la cumbre europea, volará en cuanto finalice a la isla canaria. Será un viaje directo desde Bruselas y sin pasar por Madrid.

A la cumbre autonómica en Canarias, en la que ejerce de anfitrión Ángel Víctor Torres, está prevista la presencia de todos los presidentes, salvo Pere Aragonès

La última Conferencia de Presidentes presencial se celebró el pasado julio en Salamanca. La siguiente, en diciembre, fue telemática, y convocada de manera exprés para abordar la sexta ola de la pandemia. A la cumbre autonómica de La Palma, de la que es anfitrión el jefe del Ejecutivo canario, el socialista Ángel Víctor Torres, está previsto que acudan todos los presidentes, salvo el de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. Sí estará, por tanto, el lendakari, Iñigo Urkullu. Pero la atención se desplazará, inequívocamente, sobre los cinco barones del PP —Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Isabel Díaz Ayuso (Madrid), Juanma Moreno (Andalucía), Fernando López Miras (Murcia) y Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León)—, justo después de su reunión con Pablo Casado en la sede de Génova de este miércoles. Además, será el primer cara a cara del probable nuevo líder popular, Feijóo, y el presidente Sánchez.

En septiembre, Sánchez tuvo que cancelar prácticamente al completo su agenda en Nueva York precisamente por la erupción volcánica en La Palma. Ahora ha ocurrido a la inversa, que la sacrificada es parte de sus actos en España debido a sus compromisos internacionales.