Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP canario trata de resituarse para la ‘etapa Feijóo’ tras su viraje en la crisis interna

Domínguez ve ahora al líder gallego como la “mejor alternativa” para ganar la Moncloa / La salida de Egea de la secretaria general abre dudas sobre la sintonía de las direcciones insulares con Madrid

Alberto Núñez Feijóo, meditando.

La etapa de Pablo Casado como líder del PP está ya prácticamente finiquitada y la dirección del partido en Canarias, que lo apoyó casi hasta el final, busca resituarse para un nuevo tiempo con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, como más que probable futuro máximo dirigente de los conservadores. Las dudas iniciales del PP de las Islas y de su presidente, Manuel Domínguez, sobre qué posición adoptar en la crisis que en la última semana ha convulsionado al principal partido de la oposición en el Estado obliga ahora a los dirigentes isleños a enfatizar su apoyo al dirigente gallego, al que consideran ya como la “mejor alternativa” para alcanzar la Moncloa.

Paralelamente, la marcha de Teodoro García Egea como secretario general del partido abre un incógnita en las Islas sobre la sintonía de las recién renovadas cúpulas regional e insulares con la nueva etapa del partido dado que todas ellas se produjeron bajo el control del ex ‘número dos’ y a sus órdenes.

Domínguez participó en calidad de presidente regional del partido en la tensa reunión de Casado con los barones territoriales en la noche del miércoles en Madrid, donde ya dejó clara su posición a favor de la convocatoria de un congreso extraordinario, que finalmente se ha fijado para el 2 y 3 de abril, y en apoyo de Feijóo como el único dirigente capaz de aunar el partido en estos momentos.

Pero Domínguez ha tratado de ofrecer una imagen de cercanía con Casado y lanza un mensaje de reconocimiento al todavía presidente nacional pero ya dirigente amortizado. “En la reunión de anoche Pablo Casado estuvo a la altura. Jamás olvidaremos su compromiso con estas siglas”, señala el presidente del PP canario en un comentario en la cuenta oficial del partido en Twitter. Añade que en esa reunión en Génova “le pedí a Feijóo que se presentara al próximo congreso para liderar esta nueva etapa. Con su solvencia y capacidad, es la mejor alternativa a Sánchez”.

Es exactamente el mismo mensaje que twiteó el lunes pasado pero apoyando al todavía oficialmente presidente y considerando entonces que “bajo la presidencia de Casado podemos alcanzar la Moncloa”. Domínguez, único dirigente regional que se manifestó claramente en ese sentido junto al murciano López Miras, matizó ese mensaje al día siguiente al comprobar el clamor en el partido a favor de la convocatoria de un congreso extraordinario y urgente para superar la crisis y la etapa de Casado, algo que él mismo ya explicitó en un nuevo mensaje el martes a primera hora de la tarde.

En la reunión de la calle Génova del miércoles, ya tras la dimisión de García Egea, el abandono a Casado por parte del grupo parlamentario en el Congreso, y la despedida de éste en la sesión parlamentaria de ese día, Domínguez ya logró sintonizar plenamente con la totalidad de los barones para poner fecha al cónclave popular que formalice el nuevo liderazgo de Feijóo.

Poli Suárez explica

El encargado de explicar ayer la posición del PP canario en el nuevo contexto interno fue su secretario general, Poli Suárez, uno de los más allegados del partido en las Islas a García Egea y al que muchos apunta como responsable de las dudas iniciales de Domínguez. En declaraciones a la Cadena Ser, Suárez consideró como “justo” y “la mejor salida” que se podía dar a esta crisis que Casado se mantenga en la presidencia hasta el congreso extraordinario de principios de abril. “Ha sido la mejor salida y la mejor solución posible al conflicto que hemos estado viviendo en los últimos días”, afirmó Suárez antes de añadir que “todo indica que podemos contar con la candidatura de Alberto Núñez Feijóo, un hombre muy cercano a nosotros, que está mucho por Canarias y que después de cuatro mayorías absolutas (en Galicia) podrá darnos satisfacciones al PP”.

Suárez confió en que todo este asunto “acabe ya” y que los afiliados y la ciudadanía en general sepan entender que “no hemos actuado bien” y que “tenemos que pedir disculpas”, añadiendo que “aquí está el PP para crear y ofrecer un proyecto serio devolviendo la confianza a aquellos que la han perdido para ser la alternativa de gobierno”. Sobre la posición cambiante del partido en Canarias, el también presidente del PP de Gran Canaria comentó que “lo que se dijo era que si había un conflicto el que tenía que acabar con él era el propio presidente, Pablo Casado, y su equipo de dirección” y que “pasaron los días y no fueron capaces de cortar ese cisma y lógicamente nos unimos a la petición de un congreso extraordinario”.

La sombra de Egea

Distintos dirigentes del PP canario señalan que la posición claramente mayoritaria de todo el partido en las Islas es de apoyo a Feijóo como nuevo líder y la necesidad de su elección en ese congreso urgente sin otras candidaturas. Otra cosa distinta es la posición en que quedan las nuevas direcciones del partido tras los congresos insulares de finales del año pasado y del regional en enero, todas ellas labradas y auspiciadas por el ya ex secretario general. Algunos reconocen que Egea ha sido un ‘número dos’ que se ha labrado enemistados en muchos territorios, y recuerdan que su “primera víctima” política fue el ex presidente del PP canario Asier Antona, en julio de 2019, tras el fiasco de las negociaciones para formar gobierno en Canarias junto a CC, Cs y ASG. También obligó a la sucesora de Antona y anterior presidenta regional, Australia Navarro, a renunciar a la reelección pocas semanas antes del congreso del partido en las Islas para dejar campo libre a Domínguez, su candidato desde hacía tiempo.

Mariscal habló con Casado

La nueva etapa del PP nacional no va a producir cambios por ahora en el grupo parlamentario del Congreso, donde el diputado por Las Palmas Guillermo Mariscal seguirá siendo su secretario general, según fuentes populares. Mariscal ganó protagonismo en esta crisis por ser el primer firmante de la carta remitida por el grupo en la cámara Baja al propio Casado el martes por la mañana exigiéndole el cese de García Egea y la convocatoria de un congreso extraordinarios para elegir “a las personas que deben dirigir este Partido” y “liderar el cambio necesario”.

Fuentes parlamentarias aseguran que ese escrito estaba preparado desde el día anterior y que se habló con el presidente nacional para advertirle de su difusión si no se daba respuesta a las reclamaciones. El objetivo de la carta y su difusión, señalan las fuentes, era impedir que los diputados fueran posicionándose a favor o en contra de Casado y del cónclave popular urgente y por tanto una división del grupo parlamentario, que ahondaría en la guerra interna abierta en dos bandos irreconciliables, como le ocurrió al PSOE en la crisis socialista de 2016. Esa carta frenó ese peligro y decantó finalmente la resolución que se le ha dado a la crisis.

Compartir el artículo

stats