Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agresión rusa

PSOE y Podemos reducen sus fricciones en el Gobierno y se coordinan ante la guerra de Ucrania

Sánchez y Díaz hablan a diario y ambas formaciones destacan el intenso diálogo que se da en el seno del Ejecutivo | Los morados asumen que sus socios llevan la batuta de la política exterior y ven con buenos ojos la posición del presidente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz-

Las discrepancias en el Gobierno de coalición son (al menos, en algunos casos) inevitables. PSOE y Unidas Podemos, sentados al mismo Consejo de Ministros, vienen de culturas políticas y con programas electorales distintos. Y esas diferencias afloran. A menudo. Incluso, a veces, se enquistan y abren grietas en el Ejecutivo. Pero ambos partidos se han conjurado para que esto no ocurra en torno a la guerra entre Rusia y Ucrania. Fuentes de las dos almas del Gobierno destacan la "coordinación absoluta" con la que están trabajando. Pedro Sánchez y Yolanda Díaz hablan a diario. Los morados, además, han asumido que son los socialistas quienes tienen la batuta de la política exterior.

Desde la madrugada del jueves, cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, ordeno al primer ataque a Ucrania, en el Gobierno de coalición el diálogo entre los dirigentes de ambas formaciones ha sido continuo. Fuentes de la vicepresidencia segunda que lidera Díaz señalan que la coordinación ha sido "bastante intensa" ante lo complejo de la situación. Tanto al más alto nivel (Sánchez-Díaz), como entre los equipos de uno y otro dirigente. En la parte socialista del Ejecutivo, distintos ministros y altos cargos convienen en que la convivencia con sus socios en este punto está encontrándose con pocas fricciones. "En este caso, no ha habido ni el más mínimo roce, ni discrepancia, ni matiz. Cero. Da mucho paraguas que hay una total unidad en la Unión Europea y a su vez con la OTAN", indican fuentes de la Moncloa. 

En las filas moradas admiten -cosa que no pasaba en anteriores ocasiones- que en materia de exteriores es el PSOE quien tiene la voz cantante. Así se pactó a finales de 2019 cuando Sánchez y Pablo Iglesias acordaron que los llamados ministerios de Estado -ExterioresInteriorDefensa y Justicia- estarían en manos de los socialistas. Fuentes cercanas a la dirección de Unidas Podemos reivindican su sentido de Estado y lealtad en una situación tan delicada. Además, por el momento, no están descontentos con el tono y la esencia de las palabras de Sánchez respecto a la agresión rusa.

Más allá del entendimiento en el seno del Gobierno, las diferencias entre ambos partidos siguen presentes. El portavoz de Podemos Javier Sánchez Serna criticó este lunes la compra de armamento por parte de la Unión Europea para enviarla a Ucrania, una decisión que respaldó el ministro de Exteriores, José Manuel Albares. Los morados señalan que, desde el partido y nunca desde el Gobierno, explicarán sus posicionamientos. Fuentes cercanas a Díaz reivindican que en el Ejecutivo seguirán "coordinados y evaluando la situación en función de los acontecimientos".

Consenso europeo

"Todo es razonable hasta ahora. A veces son cansados, como siempre. Pero no hay que confundirse de enemigos", apunta una ministra socialista que en otras ocasiones sí se ha quejado de las críticas que lanzaban los morados hacia el PSOE. Desde Exteriores, uno de los departamentos lógicamente más concernidos en esta crisis, también tienen la misma impresión, que no está habiendo muchos escollos internos: "Son los ucranianos los que nos están pidiendo ayuda y lo está entendiendo todo el mundo. Suecia ha mandado armas, Alemania ha dado un giro copernicano [destinará 100.000 millones de euros para fortalecer sus Fuerzas Armadas e invertirá más del 2% del PIB en defensa". La UE aprobó este domingo el fondo para enviar armas letales y el ministro Albares lo respaldó". 

En el equipo del jefe de la diplomacia, igual que en Defensa, recuerdan que el Gobierno jamás ha hablado de participar militarmente en la guerra, ya que Ucrania no es un país miembro de la OTAN (tampoco lo es de la UE). Añaden que, de hecho, ni EEUU ni la Alianza se han planteado enviar tropas en ningún momento. La titular de Defensa, Margarita Robles, avanzó este lunes desde Líbano nuevos despliegues de efectivos españoles en la frontera de los países aliados de la OTAN con Rusia, porque esa es la posición de la Alianza y España “ahí estará sin ninguna duda”, cumpliendo sus compromisos con la organización. 

A nadie le gusta mandar armamento militar. Pero, ¿cuál es la alternativa? ¿Dejar a Putin a sus anchas?”, se preguntan en la cúpula del PSOE, donde también reconocen que no está habiendo “problemas” de interlocución con Unidas Podemos.

Compartir el artículo

stats