Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El Supremo da carpetazo definitivo por el encierro de los estudiantes

La fiscalía de Baleares, a pesar de anunciar su intención de recurrir, finalmente ha desistido y la demanda ha sido archivada por el tribunal

Los jóvenes fueron llevados a la fuerza al hotel covid para pasar allí los días de cuarentena para controlar los contagios de covid. B.R.

El Tribunal Supremo ha decidido dar carpetazo definitivo a la polémica que suscitó la decisión del Govern de obligar a permanecer retenidos a todos los jóvenes que viajaron el año pasado a Mallorca en viaje de final de curso. Una decisión que adoptó la directora general de Salut Pública para evitar la propagación de los contagios de covid, que ya se había extendido por varias ciudades de la Península. Esta decisión fue discutida, al ponerse en duda si se trataba de una medida legal, por cuanto los adolescentes denunciaban que estaban retenidos contra su voluntad, a pesar de que no se había demostrado que estuvieran contagiados, ni que hubiera tenido contacto directo con jóvenes que se habían infectado con el virus. A pesar de que la fiscalía había anunciado su intención de recurrir la sentencia del TSJB, que daba la razón al Govern ante esta polémica decisión, finalmente ha desistido de presentar el escrito definitivo que justificaba el recurso. Y sorprende que no lo haya hecho después de que el propio Tribunal Supremo hubiera anunciado su intención de aceptar a trámite dicho recurso, dado que existía una discusión jurídica, que merecía una interpretación definitiva, al cuestionarse si estas decisiones políticas vulneraban derechos fundamentales, como denunciaba la fiscalía.

Para tramitar este tipo de demandas el tribunal fija un plazo de tiempo, para que las partes interesadas presentes sus correspondientes escritos que deben ser valorados por los magistrados del Supremo. La fiscalía ha agotado el plazo legalmente establecido para tramitar dicha casación, por lo que el Supremo ha decidido declarar desierto el recurso que inicialmente planteó el Ministerio Público. Al quedar desierto el recurso, el Alto Tribunal ha procedido al cierre definitivo del caso. Ya no existirá un pronunciamiento judicial y, por tanto, se confirma la sentencia que dictó el Tribunal Superior de Justicia de Balears, que justificó y dio validez legal a la decisión del Govern, amparada en el intento de controlar la pandemia sanitaria.

Esta decisión de la Sala fue comunicada ayer al Govern, a través de sus servicios jurídicos. Existe la posibilidad de presentar un último recurso de revisión, pero no parece que se vaya a tramitar, ante el poco interés que ha mostrado la fiscalía de Balears para presentar el escrito definitivo que avalaba su interpretación del caso.

Cabe recordar que esta decisión de Salut se acordó al tener conocimiento de que varios jóvenes que habían viajado a Mallorca para celebrar el fin de curso, habían regresado a sus localidades contagiados de covid y habían extendido la enfermedad entre sus familiares. Este contagio se había producido durante unos actos multitudinarios que se habían organizado para estos jóvenes.

La decisión del Govern, que se basaba en los consejos de los expertos, fue localizar a todos los estudiantes en los lugares donde pernoctaban y obligarles a trasladarse al hotel covid, donde tenían que permanecer durante el periodo de cuarentena. Esta decisión de Salut no se pudo mantener muchos días, ya que los padres acudieron a los tribunales y una juez declaró que se trataba de una medida ilegal, porque no se había demostrado el contacto con los contagiados.

Diferentes interpretaciones jurídicas

Nadie duda de que la decisión de la conselleria de Salut de trasladar a los estudiantes al hotel Covid suscitó una gran discusión jurídica. E incluso los padres de los chicos llegaron a denunciar a la directora general por detención ilegal y esta denuncia fue aceptada a trámite, si bien Maria Antònia Font no llegó a declarar ante un juez.

Pero lo cierto es que los juristas han evidenciado interpretaciones diferentes sobre si esta medida, justificada en el control de la pandemia, invadía o no derechos fundamentales. Así, la primera juez que se pronunció sobre el tema ordenó que se dejara salir a los jóvenes, pero el Tribunal Superior validó después la decisión del Ejecutivo. No habrá una tercera interpretación jurídica porque el fiscal ha renunciado a presentar el recurso definitivo.

Compartir el artículo

stats