Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reflexiones del excolaborador del emérito

Spottorno, exjefe de la Casa del Rey, avisa a Felipe VI de que puede acabar siendo “irrelevante”

El diplomático considera que el Monarca es “infrautilizado” por el Gobierno y le anima a dejar “tanta prudencia” | “La monarquía se ha visto perjudicada por la visita de Juan Carlos I”, admite sobre el viaje del emérito, al que ayudó a organizar su abdicación

El entonces Príncipe Felipe y Rafael Spottorno, en marzo de 2013, en la puerta de la Clínica de La Milagrosa de Madrid, tras visitar a Juan Carlos I, operado de una hernia discal. Archivo

Rafael Spottorno (Madrid, 1945) fue jefe de la Casa del Rey con Juan Carlos I entre septiembre del 2011 y junio de 2014 y desempeñó un papel clave en la abdicación. Diplomático de carrera, antes de llegar a ese alto cargo fue secretario general de la Casa entre 1993 y 2002. Conoce muy bien la Zarzuela y las funciones del jefe del Estado y considera que Felipe VI corre el riesgo de caer en la "irrelevancia" si mantiene el perfil que ha marcado por ahora su reinado. Spottorno cree que el Gobierno de Pedro Sánchez "infrautiliza" al Rey y uno de los "efectos perversos" de esa "política" puede conducir a algo "muy peligroso" que puede acabar con la pregunta: ¿"Y esto [la monarquía] para qué?".

"La monarquía, sin el sostén de las fuerzas políticas, tiene muy frágil vida", afirma el exjefe de la Casa con Juan Carlos I

decoration

Spottorno hizo estas reflexiones el lunes por la tarde en una mesa redonda organizada en Madrid por la Fundación Independiente que tenía como título "La monarquía española contemporánea: de Juan Carlos I a Felipe VI". Para el exjefe de la Casa, el "progresivo arrinconamiento de la Corona" es un "problema" que puede conducir a la "irrelevancia" de la institución. "El único que lo puede corregir es el Gobierno. La monarquía, sin el sostén del poder político, gobernante y oposición, sin el sostén de las fuerzas políticas, tiene muy frágil vida, muy poca defensa y le puede pasar que, al final, de tanta prudencia y por tener tanto cuidado para no extralimitarse en nada y no recibir un pequeño golpecito en la cabeza por parte del Gobierno, acabe siendo irrelevante. Y eso es el principio del fin", advirtió.

La "obsesión" del Rey

El diplomático, que ha trabajado 12 años cerca de Felipe VI, primero como secretario general y después como jefe de la Casa, asegura que la "obsesión" del Monarca es "reinar bien". Como Rey, dijo, sabe que "reinar significa muchos años, es algo a largo plazo, con circunstancias diferentes, presidentes del Gobierno de uno y otro signo, una sociedad cambiante...". "Él entrega alma y vida a lo que hace", continuó.

En su opinión, tiene una "capacidad de trabajo", un "buen sentido común" y una "sobriedad en las formas que, en contraste con su antecesor, no es mala cosa". Felipe VI, continuó, "podría ser mucho mejor utilizado" por el Gobierno, que es el que "estimula, decide, organiza y en ocasiones impone al Rey un determinado viaje". En este sentido, Spottorno lamentó la "pérdida de visibilidad en el extranjero". "Es una lástima. Se puede utilizar mejor", añadió.

Spottorno pide “sentido común" al emérito, al Gobierno y a Felipe VI para gestionar esta crisis y avisa de que sería “catastrófico” que muriera en el extranjero

decoration

Una institución "indefensa"

En el coloquio, que discurrió en el piso 14º de un edificio con vistas privilegiadas a la plaza de Colón, tanto Spottorno como los otros dos ponentes, el exministro de Defensa Eduardo Serra y Luis María Cazorla, letrado de las Cortes y autor de varios libros sobre la monarquía española, coincidieron en señalar la "indefensión" de la institución. "Sin el apoyo del Gobierno de turno, duraría muy poco", afirmó el exjefe de la Casa, que ve en los ataques a la monarquía "una excusa" para tratar de "sabotear, desacreditar y liquidar el régimen constitucional de 1978". La situación "tiene mal arreglo", opinó, porque ve dos contendientes muy diferentes: por un lado "un poder poder mediático y político" y, por otro, una institución que tiene "ligeras defensas".

En la misma línea, el exministro Serra afirmó que ve a "mucha gente interesada en desestabilizar a España" y que, si hay tantas críticas a la Corona, es porque es "la clave de la estabilidad". "A lo mejor a Vladimir Putin le interesaría que fuera un poco menos estable España y así nos lo demostró en los acontecimientos de 2017 en Cataluña", apuntó. "Se ataca a la monarquía porque se ataca a la Constitución de 1978 sin lugar a dudas", zanjó Cazorla.

El exministro Serra ve "mucha gente interesada en desestabilizar a España" y señala a Putin y el 'procés'

decoration

Cuando el coloquio llevaba una hora, el moderador, el doctor en Economía Aldo Olcese, lanzó la pregunta a los tres intervinientes: "¿La monarquía contemporánea se ha visto perjudicada por la reciente visita del rey emérito?". "Yo creo que la respuesta honrada es que sí (...) Se ha visto perjudicada por la visita", contestó Spottorno. El diplomático declaró que el "ruido mediático, el ruido político, el aprovechamiento sectario" son "siempre muy negativos para una institución que tiene que estar tranquilita y poco visible en algunos aspectos de este tipo".

Que viva "donde quiera"

El excolaborador de Juan Carlos I pide “sentido común“ al "triángulo" formado por el exjefe de Estado, la Zarzuela y el Gobierno para gestionar esta crisis y avisa de que sería “catastrófico” que muriera en el extranjero. El auditorio, compuesto por unas 200 personas, aplaudieron sus palabras. El diplomático espera que el emérito pueda vivir "donde quiera" y "residir en España cuando quiera" y defiende que pueda hacerlo en un "espacio público de Patrimonio Nacional o Patrimonio del Estado".

Tanto Spottorno como Serra y Cazorla coincidieron en que fue un error que el emérito se fuera a vivir a Abu Dabi en agosto de 2020, aunque ninguno de ellos abundó en el motivo por el que tomó esa decisión: las numerosas informaciones sobre su fortuna oculta. La referencia más directa fue la que utilizó el moderador cuando habló de "algunas faltas de ejemplaridad" en las "actividades sentimentales y económicas" de Juan Carlos I. Pasó de puntillas sobre esas informaciones antes de preguntar: "Vale, él tiene la responsabilidad, pero ¿dónde están los presidentes del Gobierno que no pusieron límites a esa falta de ejemplaridad?". Serra contó que le consta que ha habido "reconvenciones" al rey Juan Carlos I de "personalidades muy importantes", pero que esas críticas "no salen en los periódicos". "Esas cosas, por esencia, son discretas. Yo no creo que no se le haya intentado frenar. Pero le intentas frenar y te dice que no y ¿qué es lo siguiente?", se preguntó.

Spottorno despacha con Juan Carlos I, el 4 de mayo de 2013, en el despacho del Monarca. Casa del Rey

El papel de los presidentes en el control al emérito: "Le intentas frenar y te dice que no y ¿qué es lo siguiente?", se pregunta Serra

decoration

Por su parte, Spottorno explicó que los asesores de la Casa pueden "animar" o "aconsejar" al rey, pero con limitaciones ya que son nombrados y cesados por él. "En cambio, el presidente del Gobierno tiene otros niveles de autoridad (...) Y el ministro que refrenda [sus actos], también. Sobre todo el ministro de Exteriores, que tiene mucha mano en la capacidad de representación de España por parte del Rey, tiene condiciones para sugerirle, decirle, hacerle. Hacer determinadas cosas y no hacer otras", aseguró.

Spottorno fue clave para que Juan Carlos I tomara la decisión de abdicar, en junio de 2014, y la organizó durante meses con mucho sigilo. También desempeñó un papel relevante cuando, dos años antes, el monarca pidió perdón tras la cacería en Botswana. Alguna de las reflexiones del diplomático retrotraían a los delicados momentos del reinado del emérito. "A los Reyes hay que procurar decirles la verdad en la medida en que uno esté en condiciones de hacerlo y librarles de las trampas, de los posibles errores. No siempre se consigue, no siempre ellos mismos lo evitan --admitió--, pero yo creo que ese es el comportamiento que debe tener el ciudadano y la sociedad civil en ese sentido con la monarquía".

Compartir el artículo

stats