Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Organismo descentralizado

Las autonomías inician la carrera por albergar la nueva agencia estatal de salud

Mientras que Aragón, Asturias, Extremadura y la Comunitat Valenciana ya se han postulado, la Generalitat asegura que no ha abordado la cuestión con Sánchez

Carolina Darias. David Castro

El anuncio de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la semana pasada, de que el Gobierno había aprobado la creación, de la agencia estatal de salud ha dado paso a los primeros movimientos, aún incipientes, de algunas autonomías para lograr la 'pole position' en cuanto se abra el melón de dónde se instalará este organismo. Aragón, Asturias, Extremadura y la Comunitat Valenciana ya han levantado la mano para acoger el centro. 

¿Y Catalunya? Varias fuentes del Govern, departamentales y de Presidència, coinciden tanto en lo que dicen, como en la contundencia en la que se expresan: "No sabemos nada, ni hemos hablado de ello. Ni entre presidentes ni entre ejecutivos. Es un debate que interesa mucho al PSOE, porque da pátina de normalidad autonómica a una situación que es de todo menos normal", asevera una voz del Palau de la Generalitat. "Un 'éxito' más de la agenda para el reencuentro", sentencia con todo el sarcasmo.

Otra voz del partido señala que esta nonata agencia puede convertirse en el nuevo "traslado del Senado a Barcelona". "Es algo que los socialistas van soltando, pero no hay nada", asegura.

En la Moncloa no quieren concretar cuándo se tomará la decisión de la ubicación y ven “prematuro” empezar el debate sobre la sede de esta nueva agencia estatal. Se le preguntó por ello la semana pasada a la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, que subrayó que antes de concretar la ubicación hay que hacer “unos trabajos previos”, para analizar los “indicadores” que definan dónde es mejor para “la generación de empleo”.

Rodríguez sí que subrayó que ahora se abre “un ámbito de concurrencia competitiva para que la Administración general del Estado tenga mayor presencia” y se generen “sinergias que mejoren” la cohesión de España “desde el punto de vista social”. 

Esta agencia estaba pendiente de crear desde que estalló el covid-19, en 2020, y se vieron las fallas del sistema de salud español, que tiene la competencia de sanidad transferida a las comunidades autónomas. Con este nuevo centro se espera que se coordinen de manera eficiente y operativa los diferentes niveles de la administración y sirva para englobar a otros organismos que actúan de forma autónoma (como los centros universitarios, el Instituto de Salud Carlos III y el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias…) y como principal enlace con las entidades internacionales, no solo la Organización Mundial de la Salud (OMS), sino también la agencia europea HERA (Health Emergency Preparedness and Response Agency) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

Huelga decir, incluso por el motivo que conduce a su creación, que uno de los principales cometidos de la agencia española, cuya consulta pública se inició en septiembre del año pasado, será anticiparse a nuevas crisis sanitarias y mejorar la red de vigilancia existente y ampliarla.

A falta de conocer qué posición adopta el Ayuntamiento de Barcelona, el antecedente de una posible designación barcelonesa para acoger la agencia cabe buscarlo más en el traslado de la CMT (Comisión del Mercado de Telecomunicaciones) en el 2005, por designio del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La medida levantó amplia polémica, alentada por la entonces presidenta regional madrileña, Esperanza Aguirre, que alcanzó, incluso a la justicia.

Así, en el 2006, el Tribunal Supremo atendió la denuncia de la Comunidad de Madrid y consideró que el real decreto que autorizó el traslado de Madrid a Barcelona es "contrario a derecho" por sus defectos de "forma y procedimiento". Con todo, la CMT acabó por aterrizar en Barcelona, aunque, eso sí, en el 2013, el Gobierno del PP la incluyó, junto con Comisión Nacional de la Energía (CNE); Comisión Nacional de la Competencia (CNC); Comisión Nacional del Sector Postal (CNSP) y el Comité de Regulación Ferroviaria y Aeroportuaria (CRF) en un organismo de nuevo cuño, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). Con sede en la calle de Alcalá de la capital de España.

Compartir el artículo

stats