Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva etapa en el TC

La mayoría progresista del Constitucional se estrena con un magistrado menos en la práctica

El exministro Juan Carlos Campo se abstendrá en los asuntos que abordó en el Consejo de Ministros y en los del Congreso por ser marido de Batet

Juan Carlos Campo y Laura Díez Bueso, a la derecha de la imagen.

La mayoría progresista del Tribunal Constitucional acaba de comenzar su andadura bajo la presidencia de Cándido Conde-Pumpido. Y se ha constatado una tendencia que en el mejor de los casos en el práctica significará contar con un magistrado menos de los que la conforman. El motivo es que Juan Carlos Campo ha decidido abstenerse de los asuntos de los que tuvo conocimiento en el Consejo de Ministros, como titular de Justicia, y que afectan a decisiones del Congreso, cuya presidenta, es Meritxell Batet, su esposa.

En el primer pleno, celebrado la semana pasada, tanto él como la que era asesora de la Moncloa Laura Díez Bueso, se abstuvieron en los asuntos en los que entendían que podían estar contaminados, pero el goteo continúa y en el que se celebrará la próxima semana, entre el 7 y el 9 de febrero, Campo lo hará en seis, todos ellos interpuestos contra decisiones de la Mesa del Congreso, y Díez Bueno en uno.

En el primer pleno Díez se apartó en un punto en el que se iba a discutir la personación de Ómnium Cultural en la cuestión de inconstitucionalidad formulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra la norma aprobada por el Govern para eludir la obligación del 25% de las clases en castellano en las aulas. Ahora lo ha hecho en el recurso presentado por más de 50 diputados del PP y Cs el Decreto-ley catalán que fija los criterios aplicables a la elaboración, la aprobación, la validación y la revisión de los proyectos lingüísticos de los centros educativos y de la Ley sobre el uso y el aprendizaje de las lenguas oficiales en la enseñanza no universitaria. El motivo es que participó en dictámenes del Consell de Garanties Estautàries como su vicepresidenta.

Ley del 'solo sí es sí'

Por su parte, Juan Carlos Campo se apartó de la mera admisión a trámite del recurso de Vox contra la ley del 'solo sí es sí', porque participó en su elaboración. De hecho las objeciones que puso mientras estaba al frente de Justicia llevaron al entonces vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, a afirmar que "en las excusas técnicas" que recibía la ley creía que había "mucho machista frustrado".

En el pleno de la semana próxima, en cuyo orden del día figura como asunto estrella la ley del aborto, el exministro de Justicia se ha apartado de media docena de recursos contra decisiones de la Mesa del Congreso, entre los que figuran la retirada del acta del que era diputado de Podemos Alberto Rodríguez tras ser condenado a mes y medio de inhabilitación por el Tribunal Supremo o los recursos contra la votación de la reforma laboral, en la que un diputado del PP, Alberto Casero, se equivocó al hacerlo telemáticamente y no se le dejó rectificarlo.

También se abstiene de la decisión de Meritxell Batet de no pedir al Gobierno los expedientes completos de los indultos que él mismo, como ministro de Justicia, propuso para los líderes del 'procés'. Y en los recursos presentados por PP y Cs contra las fórmulas de acatamiento de la Constitución que utilizaron algunos diputados para tomar posesión de su escaño.

Cuando un magistrado considera que incurre en algunas de las causas de abstención tasadas por la ley solicita abstenerse del asunto y el pleno debe ratificar que incurre en alguna de ellas. En caso de no hacerlo, las partes pueden presentar un incidente de recusación contra él para tratar de apartarle. Campo ya se apartó en la Audiencia Nacional de cualquier asunto en que se pudiera su participación en las deliberaciones por su paso por el Ministerio de Justicia.

Compartir el artículo

stats