Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Ramón Arvelo Vicepresidente del Hogar Canario en Caracas

«Se formaron más de 5.000 familias canario-venezolanas»

José Ramón Arvelo, vicepresidente del Hogar Canario en Caracas.

El vicepresidente del Hogar Canario en Caracas, José Ramón Arvelo, hijo de emigrantes canarios naturales de Icod de los Vinos, en Tenerife, siente que su vinculación con las Islas es enorme. "Yo mismo emigré de Venezuela a Canarias y fui testigo del regreso de mis padres 38 años después", recuerda.

¿Qué vinculación tiene la migración canaria de los años 40 en la historia de Venezuela?

La vinculación canaria de los migrantes de los años 40 es muy grande, tanto que todavía a pesar del retorno masivo de los canarios están presentes en muchos sectores de la vida diaria del venezolano. Para mí la principal vinculación y contribución de la emigración canaria es la mezcla de razas con Venezuela. Son muchas las familias compuestas por canarios/venezolanos, más de 5.000 en los años 40 y 50. Hijos y nietos de canarios/venezolanos han contribuido en nuestra sociedad hasta el día de hoy. Con la emigración canaria muchos venezolanos aprendieron formas de trabajar y las ganas de prosperar en un país extraño. Todavía se escucha aquí la frase “trabajas como un isleño”.

Se calcula que en sólo ocho años de dicha década más de 128.000 canarios llegaron a su país. ¿Cómo fue el recibimiento y la adaptación de esos hombres y mujeres a la vida social y económica venezolana?

En los años 40 y 50 la emigración canaria era completamente ilegal, se le llamaba la emigración clandestina, cuando llegaban en unas pequeñas embarcaciones pesqueras canarias/saharianas. Las más famosas fueron El Elvira y El Telémaco. A pesar de la condición de ilegalidad en que llegaban los canarios a nuestras costas y de que eran retenidos en los diferentes puertos de embarque, fueron bien recibidos por las autoridades venezolanas que sabían que era una emigración de hombres y mujeres honestos y trabajadores. Muchos ya salían de los puertos con trabajo; otros eran esperados por familiares y al día siguiente estaban realizando distintas labores, ayudando al progreso y la estabilidad de la economía venezolana. 

La adaptación, aunque es obvio que cada persona se adaptó de manera distinta, fue buena porque las culturas venezolana y canaria eran muy parecidas, además de que el idioma ayudaba mucho. En esa época Venezuela estaba muy necesitada de mano de obra y de personas que ocuparan puestos claves en empresas. Al pasar de los años, infinidad de canarios crearon sus propias empresas, creando fuentes de trabajo y prosperidad a la sociedad venezolana. Mucho tenemos que agradecer al emigrante canario en el crecimiento económico que tuvo Venezuela en los años 60, 70 y 80.

¿En qué situación llegaban?

Era de precariedad. En las embarcaciones que viajaban estaban por más de un mes más de 100 personas para poder llegar a tierras venezolanas. Quizás esa situación de pobreza y precariedad es lo que más le da mérito al canario por que en pocos años, después de un gran esfuerzo y de trabajo forzado de muchas horas al día, lograban tener recursos no solo para vivir en Venezuela sino que muchos mantenían familias completas en Canarias.

Una historia personal que puedo contar fue la de mi abuelo Manuel Socas, que venía a Venezuela y trabajaba como taxista seis meses y se iba y vivía los otros seis meses en Canarias sin tener que trabajar.

 ¿En qué zonas se establecieron principalmente?

Las principales zonas fueron localidades como La Guaira, que es lo más cerca al puerto donde la mayoría de los canarios llegaba. También, por supuesto, en Caracas, donde había más oportunidad de empleo. Varias ciudades y pueblos de Venezuela son prácticamente 100% canarios, además que en épocas anteriores fueron fundadas por la emigración canaria, que ha sido muy antigua en mi país, remontándose a casi 150 años.

¿Cuándo se crean los hogares canarios en su país y cuál era y es su objetivo? ¿Cuántos existen actualmente?

Son diferentes los años en los que se crearon los hogares, clubs o asociaciones canarias en Venezuela. La historia de nuestro Hogar Canario Venezolano empieza en el año 1970 cuando varios emigrantes, buscando una sede donde encontrar todas las costumbres canarias, logran comprar el club Paraíso,  en esa época uno de los más lujosos de Caracas. Desde ese momento es la sede más importante de emigrantes canarios en Venezuela. En la actualidad existen el Hogar Canario Venezolano, Club Unión Canaria de La Guaira, Club Canario San Carlos, Club Canario Barquisimeto y Club Canario Araure, además de muchas asociaciones de los diferentes pueblos y vírgenes que componen la amplitud de lugares de donde llegaron los isleños.  

Compartir el artículo

stats