Hablar del Agaete de hace 40 años atrás, es hablar del periodo democrático. Los mayores avances sociales y de dotación de infraestructuras se realizaron entre 1987 a 1991. Unos de los mayores problemas y retos fue el problema del agua. La carencia de este elemento condicionaba la vida de los vecinos y vecinas para cubrir sus necesidades primarias. Supuso un gran reto y el resultado fue la construcción y puesta en marcha de la potabilizadora compartida con el municipio de Galdar. Además, se acometieron obras de renovación de la red de abastecimiento que la mayor parte tenía su origen en el año 1954. Se dotó de red de alcantarillado a todos los barrios del municipio como del alumbrado público tan necesario en calles, caminos y senderos. Se construye el pabellón polideportivo y el campo de fútbol en el barrio de San Pedro. Sin ninguna duda la labor realizada en estos años en favor de la cultura se tradujo en un reconocimiento generalizado a nuestro municipio. Él día de la poesía, el festival de salsa, el happenig de pintores, la canción marinera, etc, fueron en aquellos años, muestra del compromiso por la cultura. Muchos cambios en los modelos productivos, pasando de una economía basada en el sector primario a un modelo productivo del sector terciario han convertido a nuestro municipio en uno los municipios con más infraestructuras dedicada a la hostelería y restauración. En la actualidad Agaete cuenta con más de 300 camas turísticas, entre una oferta de hotelera y extra hotelera especializada en turismo rural, que hacen de nuestro municipio un destino turístico de calidad. La peculiar belleza de Agaete, nacida de la unión de mar y montaña que se entrelazan a lo largo de ocho kilómetros, permiten la práctica de diversas actividades relacionadas con el ocio y el tiempo libre. Los caminos reales del municipio que unen el casco de la villa con el majestuoso macizo y Parque Natural de Tamadaba, proporcionan al visitante unos hermosos parajes donde practicar deportes y actividades al aire libre como el senderismo, carreras de montaña, carreras de enduro, etc. Puerto pesquero, Las Nieves mantiene la pesca artesanal y tradicional, siendo nuestro municipio uno de los más apreciados por el pescado fresco, que ha dado origen al desarrollo de una gastronomía marinera, única en la isla. El Valle de Agaete ofrece sus productos más representativos, productos como el café y de árboles frutales, entre los que destacan los naranjos y papayeros, así como frutas exóticas como los mangos y las guayabas, además de una cultura vitivinícola en pleno desarrollo. Esta oferta se completa con nuevas experiencias entorno al cultivo del olivo. El municipio se está incorporando también al sector, existiendo ya algunas fincas ubicadas principalmente en los Llanos de Agaete, concretamente en Troya y Piletas, con un importante número de olivos. Algunas fincas con plantaciones que rondan los 100 olivos, ya han recolectado unos 400 kilos de aceituna por cosecha y obtenido unos 70 litros de aceite de oliva; hecho que posibilita iniciar una comercialización del producto.