Los últimos 40 años en La Aldea de San Nicolás han estado marcados por la lucha constante para salir del aislamiento, por la distancia que la separaba del resto de la Isla. Una lucha que se ha traducido en manifestaciones, concentraciones y acciones de protesta, que han concienciado a Gran Canaria de la necesidad de ejecutar una nueva carretera, y ha dado como resultado la puesta en servicio de la primera fase, así como el inicio del proceso de licitación de la segunda. En estos años ha habido una auténtica transformación en equipamientos, infraestructuras, mejoras y profesionalización de los servicios.

Contamos con una extensa zona deportiva situada en Los Cascajos, apta para la práctica de diferentes modalidades, que en los últimos años se ha descentralizado, con la mejora o creación de diferentes espacios deportivos en los barrios. Estas mejoras se han trasladado también a los espacios de ocio infantil, con la creación de hasta seis nuevas zonas y la mejora de otras tantas.

La Aldea de San Nicolás se oferta como una zona turística alternativa, donde las actividades al aire libre y el disfrute de la naturaleza son las protagonistas. Para ello, se ha iniciado un procedimiento de profesionalización de los sectores de Servicios, Hostelería y Alojamiento.

“En estos años ha habido en el municipio una auténtica transformación, marcada por el deseo constante para conectarnos con el resto de la Isla a través de la ejecución de una nueva carretera”

Se ha puesto en marcha un Plan de Residuos, que pretende gestionar de manera eficaz los diferentes tipos que se generan en un municipio eminentemente agrícola, en coordinación con la mejora de infraestructuras y equipamientos en todos los barrios. A esto se suma, la puesta en marcha de un Plan de Embellecimiento ejecutado en las zonas de mayor presencia de vecinos y visitantes, mejorando no sólo la imagen a través de mejoras en muros, pavimentos, alumbrado o equipamientos, sino dotándolas de señalética con códigos Qr, a través del que obtienen información del recurso.

El municipio cuenta también con varias zonas wifi, en espacios públicos de gran afluencia, dotadas de los correspondientes controles, para facilitar el acceso de la población a las nuevas tecnologías. A la vez, se dispone de un espacio informático, en el Centro de Información Juvenil, dotado de ordenadores.

Además se cuenta con una importante dotación educativa en Centros Infantil y Primaria, así como el Instituto de Enseñanza Secundaria; sanitaria, al disponer de un Centro de Salud en el valle y un consultorio con botiquín farmacéutico, en Tasarte. Se ha hecho también un importante esfuerzo en el asfaltado y hormigonado de calles, la apertura de nuevas y en general, el mantenimiento de las infraestructuras viarias del municipio.

La Aldea de San Nicolás continuará, de cara al futuro, trabajando con el firme compromiso de renovación y adaptación de sus equipamientos e infraestructuras, en aras de continuar ofreciendo servicios de calidad y adaptados a las necesidades de la población y los numerosos visitantes que cada vez más, llegan al municipio. La Autovía abre un nuevo horizonte a un municipio que influirá en en la vida de sus habitantes.