En las últimas cuatro décadas, Santa María de Guía ha experimentado una transformación más que notable gracias, fundamentalmente, a su desarrollo urbanístico. Que se ha llevado a cabo de manera ordenada, tratando de conservar prácticamente en su totalidad el valioso patrimonio arquitectónico del casco y con un marcado respeto a la importante actividad agrícola de este municipio norteño. Que ha visto ampliadas y mejoradas las infraestructuras hidráulicas, tanto de conexión como de almacenamiento de agua para riego y de agua de abasto, para garantizar el servicio de agua diario a todo el término municipal, incluida la zona de medianías.

En estos años, Guía se ha expandido principalmente hacia la zona del Lomo Guillén; y se ha convertido en una destacada Zona Comercial Abierta que, junto a la próxima apertura del Mercado Agrícola Comarcal, que estará conectado con este núcleo, La Atalaya y Becerril a través de la nueva vía, y el gran Parque Urbano de 20.000 metros cuadrados, convertirán todo este conjunto en un potente espacio de dinamización económica para el municipio.

Un binomio de tradición y modernidad que se evidencia en uno de los grandes hitos recientes, como ha sido convertir a Guía en Ciudad Universitaria, con las consiguientes oportunidades de formación y empleo que conlleva.

“El binomio tradición y modernidad tiene uno de sus hitos en la creación reciente de la Ciudad Universitaria con las consiguientes oportunidades de formación y empleo que conlleva para nuestros vecinos”

Además, en los últimos cuarenta años se han construido importantes infraestructuras sociosanitarias, como el Centro Ocupacional de ámbito comarcal para personas con diversidad funcional, Centro de Educación especial de Marente, Centro de Atención a minusválidos psíquicos, el hospital de San Roque o el Centro de Día y Residencia para mayores; tres centros de enseñanza secundaria, la Escuela Oficial de Idiomas, las Escuelas Artísticas Municipales; y la importante zona industrial. Asimismo, cabe resaltar la incorporación de múltiples instalaciones deportivas, llegando a conformar una auténtica Ciudad Deportiva, sin olvidar las instalaciones de este tipo en los distintos barrios o la Estrategia de Movilidad Verde, que integrará una superficie de 40.000 metros cuadrados, con las que se facilita y fomenta los hábitos de vida saludable de los vecinos y vecinas guienses.

Destacar que Santa María de Guía es, además, uno de los principales centros administrativos de la Mancomunidad del Norte de Gran Canaria, al disponer de notaría, registro de la propiedad, partido judicial de Gran Canaria dotado con tres juzgados de primera instancia e instrucción, Primera Compañía y puesto comarcal de la Guardia Civil, oficina de la administración de la Hacienda Estatal o la oficina de atención tributaria del Gobierno de Canarias.

Pero, sin duda, la gran transformación de Santa María de Guía en estas cuatro décadas se encuentra en los barrios, que han sido dotados de las infraestructuras básicas y los equipamientos sociales, culturales y deportivos imprescindibles para el disfrute de los ciudadanos.