Sin duda alguna durante este periodo de tiempo hemos vivido muchos cambios a nivel global en nuestra sociedad, esto no ha sido ajeno a nuestro municipio, que trata de sobrevivir a esta nueva era donde los grandes núcleos urbanos y sus periferias absorben la casi totalidad de la población. Sin duda alguna la sociedad grancanaria ha de estar de enhorabuena, ya que este medio de comunicación también ha sobrevivido y se ha sabido adaptar a, quizás el mayor cambio que podemos percibir a diario, la era digital y la inmediatez de la comunicación, tanto personal como social.

Allá por el final de la década de los 70 los ejemplares de periódico que llegaban al pueblo se podía contar casi con los dedos de las manos, llegaban en el conocido coche di hora, el transporte regular de pasajeros de Las Palmas a Tejeda pasando por San Mateo, que con el paso de los años fue gestionado primero por Utinsa y hoy en día por Global. Los mismos se vendían en las tiendas de los hermanos Navarro, Moisés y Juan, donde los interesados acudían a buscarlos, años más adelante la recepción y venta de los mismos se hizo en la gasolinera, donde permanecen en la actualidad. Esos interminables viajes de más de dos horas suponían casi una aventura, tanto salir como llegar a Tejeda, por suerte tanto los vehículos como las carreteras han mejorado en seguridad y comodidad, pudiendo llegar en menos de una hora a nuestro pueblo desde Las Palmas, Telde o Maspalomas.

La población de Tejeda ha ido descendiendo gradualmente durante todo este tiempo, la prominente natalidad de antaño se ha visto reducida en generaciones posteriores, el sector primario, motor fundamental de la economía local fue dando paso progresivamente a otro mercado laboral menos sacrificado y más remunerado, ubicado fundamentalmente en las zonas costeras de la isla. Todo ello ha provocado que hoy en día contemos con en torno a 2.000 habitantes censados, de los cuales aproximadamente el 50% hacen vida diaria en el municipio. Sirva como ejemplo más claro de ello que el colegio llegó a contar con más de 300 alumnos y actualmente contamos solo con 70 niños.

“Tiempo atrás Tejeda casi no estaba en el mapa, hoy día mucha gente conoce nuestro pueblo”

La transición supuso una época de grandes cambios, poco a poco se implantaron los servicios básicos en el municipio, la luz en todos los barrios, la apertura y posterior asfaltado de las carreteras que le dan acceso, el suministro de agua y el teléfono, que tanta ayuda hace falta en lugares alejados. Actualmente tenemos un importante déficit en la conexión de banda ancha estos lugares, esperamos que con las nuevas técnicas vía satélite se pueda ir paliando. No me quiero olvidar tampoco del gran esfuerzo que se ha hecho, y aún hoy en día, hacemos para completar la red de saneamiento de todo el municipio, algo que ha dejado en el olvido los tan conocidos como socorridos pozos negros que tenía cada vivienda. Un dato significativo es que cuando comencé a trabajar en el ayuntamiento, allá por los 70, éramos solo 10 trabajadores en total, tanto para oficina como para los trabajos en la calle, actualmente contamos con una plantilla permanente de 70 trabajadores.

En estos últimos años, impulsado con el nombramiento como uno de los pueblos más bonitos de España, se han abierto nuevos comercios de restauración y rehabilitado antiguas casas casi en desuso destinadas al turismo, algo por lo que desde principios de siglo apostó el municipio y los diferentes grupos que hemos estado al frente del ayuntamiento, y por el que hoy en día seguimos apostando con más fuerza que nunca. No hace muchos tiempo atrás Tejeda casi no estaba en el mapa salvo para nosotros, por suerte hoy en día mucha gente conoce nuestro pueblo en todo el mundo.

Si hay algo de lo que me siento especialmente orgulloso, como alcalde y como hijo de Tejeda, es el apego y amor por la tierra que siguen teniendo los tejedenses, vivan donde viva y estén donde estén siempre que tienen ocasión vienen al municipio, aunque sea por un par de horas.

Quiero concluir este repaso agradeciendo la labor desempeñada por LA PROVINCIA en estos 40 años de vida, el informar a toda una sociedad día tras día, haciéndose también eco de las noticias de pueblos pequeños, ha ayudado a nuestra supervivencia y visibilidad.