Si echamos la vista cuarenta años atrás nos encontramos con un municipio turístico que empezaba a tomar forma con las recientes construcciones del proyecto urbanístico de Puerto Rico y las urbanizaciones de Patalavaca, Playa del Cura y Arguineguín. Especial mención a la puesta en marcha del Puerto de Mogán, hasta ahora conocido como ‘la pequeña Venecia’, y a día de hoy el punto más visitado de la isla de Gran Canaria.

La mano de obra, hasta ese momento centrada en el sector agrícola, se traslada al sector servicios y al de la construcción, logrando que la población moganera que había partido en busca de progreso regrese para trabajar en los puestos de empleo que se generan. Es a finales de los 80 cuando se dota al casco de Mogán de viviendas sociales para poder acoger a los nuevos vecinos y vecinas del municipio.

Pero no sólo aumenta la mano de obra procedente de todas partes de la isla sino que los residentes moganeros pronto se ven incrementados con la llegada de extranjeros atraídos por el maravilloso clima con el que cuenta el municipio durante todo el año. Ejemplo de ello es la gran colonia de noruegos que todavía hoy pasa largas temporadas mayoritariamente en Arguineguín.

“Con la perseverancia de todos los vecinos y vecinas se consiguió en 2014 la autovía que conecta Mogán con la capital”

Los ciudadanos que basaban su sustento en la actividad pesquera ven como el turismo ocasiona que sus capturas vayan a parar tanto a los mercados locales como a los restaurantes y hoteles, manteniéndose en el tiempo con gran aceptación por su excelente calidad, igual que los cultivos de frutos tropicales como el mango y el aguacate, entre otros productos de la tierra.

Este equilibrio entre el sector servicios, el pesquero y el agrícola ha consolidado a Mogán como un municipio turístico de referencia que recibe anualmente alrededor de un millón de visitantes y exhibe sus productos en eventos propios como la Feria del Atún y la Feria del Mango y del Aguacate, cuyos objetivos pasan por poner en valor las labores tradicionales de los marineros y agricultores del municipio. No podemos olvidar que estamos ante uno de los destinos preferidos por los deportistas gracias a su litoral y excelente clima dado que Mogán es el territorio con más horas de sol de Europa, en total 360 días de tiempo excepcional.

Esta armonía se refleja también en la convivencia ejemplar entre los residentes locales y extranjeros así como los turistas, siendo Mogán todo un ejemplo de integración. Con la perseverancia que caracteriza a todos los vecinos y vecinas se han ido consiguiendo reivindicaciones históricas entre las que cabe mencionar la apertura en 2014 de la autovía con la que por fin se consigue conectar a Mogán con la capital, ofreciendo una alternativa a la carretera que bordea la costa y acabando así con las consecuencias negativas de la lejanía.

Mogán es ahora un municipio actual, que cuenta con las infraestructuras necesarias para garantizar la calidad de vida de los que residimos en él. Aún así seguiremos en la lucha para mantener vivas nuestras costumbres y tradiciones, así como para conservar el maravilloso entorno natural en el que tenemos la suerte de desarrollar nuestro día a día.