Entrevista

Carlos Álamo: «Hemos reforzado la imagen de Gran Canaria como destino seguro»

"Tras la crisis turística de la pandemia quedan valores por mejorar", afirma el consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria

Carlos Álamo, Consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria.

Carlos Álamo, Consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria. / LA PROVINCIA

La Provincia

La Provincia

¿Cómo se presenta la festividad de Semana Santa en cuanto a los niveles de ocupación y presencia de Turistas?

Se espera una buena ocupación. Muy buena., diría yo, si tenemos en cuenta la mejoría que se va a producir en relación a los dos años anteriores como consecuencia del levantamiento de restricciones a la movilidad y las ganas que hay de viajar a Gran Canaria. No sé si llegaremos al lleno pero la previsión es estar cerca, entre el 70% y el 90% de ocupación, con muchos más establecimientos cerca del 90% que del 70%. Los datos de conectividad son buenos, por encima de los que teníamos en 2019, con cerca de 139.000 plazas internacionales y 67.500 nacionales aproximadamente. En Semana Santa de 2021 tuvimos 26.000 internacionales y 36.000 nacionales.

Semana Santa llega con la incertidumbre del conflicto en Ucrania. ¿Ha afectado?

Entiendo que sí pero es difícil de concretar. Hemos visto que muchos mercados próximos al conflicto han bajado sus reservas y también como consecuencia al miedo de la crisis económica derivada. Pero también hemos recibido turistas de destinos que pueden estar más afectados en este sentido. Canarias es un lugar seguro y con todas las garantías y esto ha vuelto a beneficiar nuestra economía. También está el tema de los costes energéticos. Es difícil pero creo que estamos bien, con una línea ascendente en nuestros números desde mediados del 2021.

¿Y tras Semana Santa, qué perspectivas hay?

Después de Semana Santa tenemos eventos importantes que creemos van a dar un impulso a la recuperación del sector. Tenemos el regreso de la World Pride, un evento internacional que arrastra a muchas personas y que genera importantes beneficios para la Isla. También tendremos la celebración de los carnavales de Las Palmas de Gran Canaria y en San Bartolomé de Tirajana y que es otro reclamo importante. Nosotros apoyamos estos eventos y colaboramos con las administraciones municipales porque sabemos que estos eventos van a atraer a muchos clientes y nos permite una plataforma de promoción exterior de enorme valor, para que sirva de aliciente y que muchos potenciales clientes se decidan por Gran Canaria.

¿Hay mucha competencia entre destinos?

Sí que la hay pero considero que Gran Canaria está muy bien situada en este sentido. Hemos reforzado la imagen de destino seguro en el aspecto sanitario y también como zona lejos de los lugares donde hoy hay conflictos bélicos. Gran Canaria es un destino que gusta. La incertidumbre sigue presente pero ofrecemos unos valores que hoy en día muchos competidores no pueden ofrecer. En este sentido, hemos aumentado mucho la presencia de turistas nacionales, franceses, belgas y de los países nórdicos que se sienten seguros y cómodos en Gran Canaria. También son clientes con un mayor gasto en el destino y que valora el producto local, su gastronomía, su cultura, la historia, la artesanía, como productos de valor y esto permite que los ingresos que genera el sector se puedan repartir un poco mejor entre los distintos municipios de la Isla.

¿Hay que plantear proyectos de este tipo para recuperar la industria turística?

Nosotros consideramos que es algo importante. Hoy en día hay que tener reclamos, tener eventos que te pongan en el mapa turístico y nosotros trabajamos para atraer proyectos importantes igual que hemos hecho un esfuerzo importante en términos presupuestario para mejorar el destino durante este parón del sector. Los datos de satisfacción del cliente son muy positivos. Los hacemos a través de encuestas periódicas y muestran por ejemplo el gran valor de la gastronomía y que ahora es el elemento más valorado de nuestros clientes, por delante en el índice de satisfacción incluso a la oferta de sol y playa o la propuesta del turismo activo.

¿Cree que ya hemos pasado la crisis turística de los últimos años?

Estamos en el camino, pero aún quedan valores que mejorar. Recuperar la normalidad absoluta es la mejor noticia que puede tener el sector y el turismo de Gran Canaria. Nosotros esperamos tener un verano parecido o superior al de 2019, que hay que recordar fue uno de los mejores en el apartado numérico. Lo importante es que a pesar de la incertidumbre y la inestabilidad sanitaria y de la situación en Ucrania, es que hemos tenido una línea ascendente desde el año pasado, con un último trimestre muy bueno y que ha tenido continuidad en este meses de invierno.

¿Hay proyectos importantes sobre la mesa? ¿Se puede avanzar algo?

Nosotros analizamos la situación y nuestra estrategia. Sabemos en que flaqueamos, como por ejemplo, a la hora de atraer al turista eminentemente familiar. Nuestro perfil de cliente mayoritario es adulto y sin familia. En este sentido, sabemos que tenemos que mejorar la oferta familiar y en este sentido tenemos interés en que salga adelante proyectos como el del parque acuático del Sur, ya que consideramos que puede ser un reclamo para mayores y menores. Por eso desde Turismo nos ofrecemos a trabajar al lado de las autoridades municipales y locales para colaborar y que se puedan ejecutar estos proyectos. Otra prioridad o espacio a mejorar es el de los centros comerciales del Sur que se han quedado algo obsoletos o fuera de su uso, además de trabajar también en la mejora de la ruta Xacobea de Gran Canaria. Son cuestiones que están en nuestra estrategia y por la que creemos que es posible contar con fondos europeos para la recuperación.

¿Ha cambiado el sector turístico de Gran Canaria en estos años de pandemia?

Yo diría que sí. El cliente ha cambiado, así como sus intereses y la manera de reservar en un mundo más digitalizado y con nuevos intereses y preocupaciones. Nosotros nos hemos tomado un tiempo para reflexionar, para pararnos y ver en qué debemos mejorar, como le decía. Pero también hemos mejorado nuestro destino y no hemos dejado de promocionar. No hemos dejado atrás ninguna opción en este sentido. Hemos sumado inversiones importantes en materia de mejora de la infraestructura turística y aún quedan otros por ejecutarse. También hemos querido poner el foco en los distintos municipios, porque consideramos que todos tienen mucho que ofrecer y si logramos que el cliente turístico esté más interesado lograremos que los ingresos del turismo se puedan repartir por la Isla. El turista que viene lo hace cada vez más interesado en nuestras posibilidades deportivas, en las opciones del turismo activo, en nuestra gastronomía, nuestros senderos y creemos que cada vez conoce mejor el conjunto de municipios y territorios de nuestra isla. Si cada uno aporta sus bondades y virtudes, estaremos muy cerca de alcanzar la excelencia.