El Instituto Geográfico Nacional ha registrado a las 04:15 horas local canaria un nuevo seísmo de 3,9 grados en la escala de Richter en el noroeste del municipio de Frontera, en la isla de El Hierro, y localizado a una profundidad de 21 kilómetros. Además, otro seísmo de 3,1 grados fue registrado a las 6.50 horas de la mañana en Frontera, localizado a la misma profundidad que el anterior.

Según la página web del IGN se trata del último de los más de treinta seísmos registrados durante la noche de este lunes y es, junto a otros tres sentidos en días anteriores y de la misma intensidad, los movimientos sísmicos de mayor magnitud desde que se produjo la erupción volcánica submarina en La Restinga.

Durante el día del lunes, cinco terremotos superaron la intensidad de 3 grados y fueron sentidos por la población.

El Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) ha explicado que la mayoría de estos movimientos se alinearon en la dirección NNW SSE en la zona de El Golfo, desde el mar a unos 12 km de la costa, hasta el centro de la isla y la profundidad de ellos varía entre los 14-17 km y los 20-25 km.

En total, desde el día 17 de julio se han localizado 10.708 eventos sísmicos.

Respecto a la deformación del terreno, que es una señal de erupción, los informes de los científicos de la Universidad de Cádiz han diferenciado dos escenarios, uno en el sur de la isla que muestra una remisión en el aumento de la deformación, marcado claramente por el proceso eruptivo.

En el norte de la isla, se aprecia en las deformaciones un aumento en la componente norte, por lo que no se descarta el escenario de una posible erupción volcánica.