La memoria audiovisual del dolor que han propiciado las tiranías y genocidios que han sacudido los cimientos de la sociedad contemporánea preside los ciclos temáticos y retrospectivas del XII Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. Cinco miradas a otros tantos tipos de cine, de formato y estilo, se proyectan en los distintos espacios de proyección con los que cuenta el certamen fílmico en 2011.

Memorias del Mal es quizás la oferta más llamativa y densa de los ciclos, que se estructura en cuatro apartados: Mal de archivo, Recitar el trauma, Memoria selectiva y La Historia-palimpsesto permiten al espectador adentrarse en las formas de tiranos y dictadores, lejanos y cercanos, de Hitler a Pol Pot, de Franco a Ceaucescu, a través de dieciocho producciones que rara vez se pueden ver en el cine.

Pero no solo las Memorias del Mal transitan por los ciclos del Festival. A los ya habituales Foro Canario, escaparate de la producción reciente de cuño insular en formato largo y corto, y el maratón de terror y sangre que en la última década viene sirviendo el crítico Jesús Palacios en horario de madrugada, se suma un nuevo escalón en el descubrimiento del llamado cine negro, con el ciclo Neo-Noir. Mutaciones y nuevos caminos del cine negro americano moderno 1960-2001.

Otros tres programas con nombre propio completan las siete miradas a otro cine que sugiere el XII Festival más allá de las secciones oficial a concurso y la informativa. El cineasta japonés Kazuo Hara es el protagonista de Touching Extremes, en el que se podrá visionar las cuatro películas que ha filmado desde 1972, y que según la organización del certamen capitalino, lo convierten en "uno de los grandes nombres de la historia del documental contemporáneo".

El cine de autor se manifiesta en otros dos ciclos, que, al igual que Kazuo Hara, estarán en la capital grancanaria para hablar de sus lenguajes fílmicos. De un lado, el actor francés Jean-Pierre Léaud, a quien se le otorga una Lady Harimaguada de Honor en reconocimiento a su carrera, a la vez que se ha montado un ciclo con producciones en las que ha trabajado con Truffaut, Godard, Jean Eustache, Aki Kaurismäki, Olivier Assayas, Dominique Cabrera, Philippe Garrel, Tsai Ming-Liang, Luc Moullet, Pier Paolo Pasolini, o Jerzy Skolimowski.

Y un ciclo dedicado al productor y director español Luis Miñarr: Deja Vu. Carta Blanca a Luis Miñarro, en el que se ofrecen cintas seleccionadas por Miñarro y firmadas por Manoel de Oliveira, Robert Bresson, David Lynch, Roberto Rosselini o Jean Renoir, entre otros.