El Gobierno pone "velocidad de crucero" desde el lunes para reducir la jornada laboral de 40 horas: este es el principal problema

La ministra de Trabajo explica cuál es el principal escollo para alcanzar un acuerdo sobre la reducción de la jornada laboral

Yolanda Díaz: "Trabajar menos para vivir mejor es la tarea que tenemos en el Gobierno de España"

Agencia ATLAS

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado que se intensificarán las negociaciones para materializar la reducción de la jornada laboral en España. A partir de este lunes, 17 de junio de 2024, se dará un impulso definitivo a las conversaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo con los agentes sociales.

"La mesa de diálogo social -del lunes- de la reducción de jornada toma ya velocidad de crucero", ha afirmado Díaz una entrevista en La Hora de la 1 de TVE recogida por Europa Press, ante lo que ha asegurado que trabaja para "dar buenas noticias" a España.

En este contexto, la ministra de Trabajo ha afirmado que quiere un acuerdo con la patronal y con los sindicatos. "Creo que el acuerdo es posible, aunque la cuestión está si la patronal quiere ponerse a la altura de su país", ha afirmado Díaz.

"Cuarenta años de jornada laboral congelada, cuarenta y cinco años de democracia y nunca ha hablado nadie en España de reducir la jornada laboral desde el Gobierno", ha sostenido la titular de Trabajo.

El registro horario, principal punto de fricción con la patronal

Si bien la reducción de la jornada laboral en sí misma no ha generado grandes discrepancias, la reforma del registro horario propuesta por el Ministerio de Trabajo ha abierto un frente de batalla con la patronal. La ministra Díaz ha señalado que este punto es el principal obstáculo para llegar a un consenso, ya que la patronal se muestra reticente a permitir el acceso remoto a la Inspección de Trabajo para verificar el cumplimiento de la jornada laboral.

La ministra Díaz ha insistido en que el mayor fraude se produce en el registro del tiempo trabajado, respaldando esta afirmación con datos de los sindicatos. UGT, por ejemplo, ha manifestado en su publicación In Itinere que la Inspección de Trabajo se encuentra desbordada por denuncias relacionadas con este asunto.