Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan pesticidas y microplásticos en cetáceos varados en Canarias y Madeira

Investigadores de la ULPGC, Plocan y de Madeira analizan el contenido estomacal de animales varados en la Macaronesia para detectar la presencia de residuos marinos

Cetáceos en aguas canarias.

«Libres de macroplásticos pero contaminados y llenos de microfibras»: así se podría resumir los resultados de un trabajo de investigación conjunto desarrollado por investigadores e investigadoras de los centros de Ciencias del Mar y Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan) y el Museu de Baleia da Madeira, en el marco del Proyecto MARCET (MAC/1.1b/149). 

El artículo científico (https://doi.org/10.1016/j.marpolbul.2021.113105), publicado en el último número de este año de la revista Marine Pollution Bulletin en acceso abierto y ya disponible en la web, analiza el contenido estomacal de varios cetáceos varados en la Macaronesia

En concreto, se examinó el contenido gastrointestinal de doce individuos de seis especies de odontocetos que vararon entre 2018 y 2019 en Canarias y Madeira para detectar la presencia de residuos marinos. 

Además, se analizaron las concentraciones de once contaminantes orgánicos persistentes (nonilfenoles, bisfenoles, ftalatos y pesticidas) en las muestras de músculo mediante cromatografía líquida. 

Entre los resultados más destacables, cabe mencionar que no se encontró ninguna partícula de plástico mayor de 5 mm, excepto dos etiquetas de polipropileno que se encontraron en un mismo delfín. Por el contrario, todos los animales contenían microplásticos de diversos tamaños, siendo la mayoría fibras (98,06%, n = 708). Los contaminantes predominantes detectados fueron los bisfenoles (4-984 ng/g) y el DEHP (102-1533 ng/g). Además, a excepción de dos individuos, todos los animales presentaban niveles de pesticidas en sus tejidos.  

Este trabajo ha permitido establecer un protocolo para el estudio de la ingestión de microplásticos en cetáceos, y pone a prueba el potencial de la espectroscopía microRaman para mejorar la comprensión de los procesos de alteración de los microplásticos.  

Este trabajo está firmado por los científicos del Grupo de Investigación en Tecnologías, Gestión y Biogeoquímica Ambiental (TGBA) de la ULPGC, Tania Montoto, José Joaquín Hernández Brito (Plocan) y Mª Dolores Gelado, junto a miembros del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria, también de la ULPGC, Jesús de la Fuente, Raquel Puig Lozano, Manuel Arbelo y Antonio Fernández; y Nuno Marques, de Madeira. 

Tecnología

Los microplásticos suponen un importante problema medioambiental que afecta al medio marino. En la ULPGC hay numerosas líneas de investigación abiertas en este sentido. Como ejemplo, el proyecto de un equipo de investigadores de los institutos universitarios de la ULPGC Ecoaqua y Siani, junto a investigadores de la Universidad de Roma La Sapienza, que han logrado desarrollar una herramienta de software libre que acelera los procesos de recuento y clasificación de los microplásticos en las costas. Esta herramienta se basa en la visión por computador que es capaz de contar y clasificar automáticamente las partículas de microplásticos (1-5mm) en cinco clases visuales diferentes.  

 En concreto, los investigadores Javier Lorenzo y Modesto Castrillón del grupo de Inteligencia Artificial, Robótica y Oceanografía Computacional (iROC) del Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (SIANI), junto a los investigadores del grupo de Ecofisiología de los Organismos Marinos (EOMAR) del Instituto Universitario Ecoaqua, Ico MartínezEugenio RaymondMay Gómez y Alicia Herrera, han logrado una respuesta para poder realizar el recuento y clasificación de los desechos plásticos que en millones de toneladas terminan en el mar convirtiéndose en uno de los mayores problemas ambientales actuales.  

 El recuento y clasificación de las partículas de plástico de forma manual es una tarea que consume mucho tiempo, ya que requiere recolectar muestras en las playas, además de contar y clasificar visualmente las partículas de plástico presentes en ellas. 

Compartir el artículo

stats