Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

David Foenkinos: "Es imposible escapar de Harry Potter porque está en todas partes"

El escritor parisino imagina en la novela 'Número dos' el destino del chico que quedó finalista en el cásting para interpretar al niño mago en la exitosa franquicia cinematográfica

El novelista francés David Foenkinos, en Barcelona. ÁLVARO MONGE

En su última novela, 'Número dos' (Alfaguara / Edicions 62), el escritor francés David Foenkinos (París, 1974) construye una elaborada ficción a partir del supuesto destino del niño actor que quedó finalista junto a Daniel Radcliffe en las audiciones para interpretar el papel de Harry Potter. Una premisa argumental que permite al autor de 'La delicadeza' reflexionar, con su habitual optimismo melancólico, sobre asuntos tan presentes en toda su obra como el fracaso, la resiliencia y la reconstrucción a través de la belleza. De todo ello habló con EL PERIÓDICO, del grupo Prensa Ibérica, en el curso de una fugaz visita a Barcelona para participar en el Festival 42 de Géneros Fantásticos.

¿Qué hace un escritor realista como David Foenkinos en unas jornadas de literatura fantástica como el Festival 42?

Pues, la verdad, no sabía que esto era un festival de género fantástico. Primera noticia [ríe]. La editorial me propuso venir a Barcelona a participar en una charla y yo acepté encantado porque adoro venir a Barcelona. De todos modos, me gusta mucho aparecer en lugares en los que no se me espera.

Tal vez alguien pensó que haber escrito una novela sobre el cásting de las películas de Harry Potter justificaba su presencia en un festival de literatura fantástica…

Sí, pero ‘Número dos’ no es un libro sobre Harry Potter. En realidad, yo no soy muy fan del género fantástico. ¡Ni siquiera había leído los libros de Harry Potter! Pero descubrí esta historia sobre el cásting de la película, con esos dos chicos que llegaron al final de proceso y las dudas que hubo durante semanas para elegir a uno u otro, y me pareció un gran punto de partida para escribir una ficción realista sobre las vidas que ansiamos y no podemos tener, y cómo lidiamos con eso.

Novela 'número Dos'.

Martin Hill, el protagonista, es el niño que está a punto de ser Harry Potter y acaba perdiendo el papel frente a Daniel Radcliffe. En la novela, usted imagina que ese fracaso marca de manera trágica buena parte de su vida.

Todos en nuestras vidas sufrimos reveses. Todos, en algún momento, hemos sido descartados o nos hemos quedado sin algo que deseábamos. Lo interesante de esta historia es que el chico que no fue elegido para ser Harry Potter se pasó 20 años viendo cada día la vida que podía haber tenido y no tuvo. Es una situación terrible.

Esa idea de alguien que no quiere saber nada de Harry Potter y se topa continuamente con él también podría haber dado pie a una comedia hilarante, ¿no?

¡Exactamente! Por eso para mí esta historia era el punto de partida perfecto para una tragicomedia. Si piensas en ese chico tan joven que está a punto de tener una vida increíble y al que un director de cásting le dice un día: “No vas a ser tú”… Eso puede ser algo devastador. Pero también es muy cómico. Imagínate tener que escapar de Harry Potter durante 20 años. Es imposible, porque Harry Potter está en todas partes.

¿No le intimidó la enormidad del fenómeno Potter a la hora de ponerse a escribir el libro?

Intimidarme, no. ¡Piensa que ya había escrito antes un libro sobre John Lennon! [ríe]. Me preocupaba un poco que los fans de Harry Potter se pudieran indignar con la novela. Y, por otra parte, muchas personas que habían leído mis anteriores libros no entendían qué hacía yo escribiendo un libro sobre Harry Potter y me decían que no les interesaba. Hasta que pillaron que el libro no era sobre Harry Potter.

David Foenkinos, durante la entrevista. ÁLVARO MONGE

Los ejemplares de ‘Número dos’ incluyen una nota que aclara que la novela no cuenta con la autorización de J.K. Rowling ni de Warner Bros.

Sí, y eso me encanta. Me parece ‘cool’ publicar un libro no autorizado [ríe]. En realidad, creo que la novela es amable con J. K. Rowling y con Harry Potter. Pero, por si acaso, hicimos que lo leyeran abogados. Me divirtió pensar que nos enfrentábamos a una maquinaria tan poderosa como la que hay detrás de Harry Potter.

"Habrá una adaptación al cine de 'Número dos'. Y mi sueño es que el Martin Hill real interprete un papel en la película"

decoration

Martin Hill es un personaje de ficción con un nombre inventado. Pero lo cierto es que existe por ahí alguien real que vivió esa situación de quedarse a las puertas de ser Harry Potter. ¿Pensó en su posible reacción cuando conociera la existencia de la novela o incluso la leyera?

Sí, pensé mucho en él. Y estoy bastante seguro de que habrá oído o leído sobre el libro. Daniel Radcliffe lo conoce, desde luego. Y J.K. Rowling, también. En cualquier caso, ‘Número dos’ se publicará en inglés. Y habrá una adaptación al cine. Mi sueño sería que el Martin Hill real, sea cual sea su nombre, estuviera en la película, interpretando un papel.

¿Dirigirán usted y su hermano Stéphane esa película, igual que hicieron con la adaptación de ‘La delicadeza’?

No. Después de aquella experiencia he preferido no involucrarme en las adaptaciones de mis libros y dejarlas en manos de otros. Algunas me gustan más y otras, un poco menos, pero así está bien. Una de mis favoritas es la de ‘La biblioteca de los libros rechazados’ [Rémi Bezançon, 2018].

Su hermano trabajó como responsable de cásting en ‘Harry Potter y el cáliz de fuego’, la cuarta película de la serie…

Así es, pero yo lo había olvidado por completo. ¿Te lo puedes creer? Cuando le dije que estaba escribiendo un libro sobre el cásting de Harry Potter, se me quedó mirando y me dijo: “¿No te acuerdas de que yo trabajé ahí?”. Y entonces caí en la cuenta. Mi hermano es un director de cásting muy importante que trabaja mucho en producciones estadounidenses e inglesas cuando ruedan en Francia o con actores franceses. Le encargaron a él que buscara una actriz para el papel de Fleur Delacour en ‘El cáliz de fuego’ y eligió a Clémence Poésy.

Clémence Poésy, en el papel de Fleur Delacour. EPC

El protagonista de su libro se ve forzado a comparar su vida con la de Daniel Radcliffe, o al menos con la imagen que de esta ofrecen los medios. ¿No es esa una experiencia comparable al modo en que nos relacionamos con los demás a través de redes sociales como Instagram?

Por supuesto. Ese es uno de los asuntos del libro. Por primera vez en la historia de la humanidad, podemos compartir nuestras vidas y compararlas con las de los demás en tiempo real, y eso cambia completamente el modo en que nos comportamos e interactuamos. Estamos en una comparación permanente. Hoy en día, el fracaso es algo que tiene mucho que ver con el éxito de los demás. Quizá todos podríamos ser un poco más felices si no estuviéramos tan pendientes de las vidas ajenas.

"Quizá seríamos un poco más felices si no estuviéramos tan pendientes de las vidas de los demás"

decoration

El fracaso, y cómo superarlo, es un tema que está muy presente en casi todos sus libros. ¿Diría que sus lectores se sienten más identificados con las ficciones sobre perdedores?

¡No puedo decir que sí porque eso implicaría que pienso que mis lectores son unos perdedores! [ríe] Así que me limitaré a decir que es mucho más interesante escribir y leer historias en las que los personajes atraviesan dificultades. No le veo la gracia a escribir un libro sobre alguien que tiene mucho éxito. De todos modos, tienes razón en un punto. Cuando empiezo una novela, siempre creo que va a estar muy alejada de las anteriores, pero a medida que voy escribiendo me doy cuenta de que una y otra vez vuelvo al mismo tema central: cómo sobrevivir a una situación terrible.

Es fácil relacionar esa obsesión con la grave enfermedad que usted padeció cuando era adolescente, ¿no?

Claro. Todos mis libros hablan de cómo superar un trance difícil a través del amor y la belleza porque ese es el tema principal de mi vida. Como he contado ya muchas veces, tuve que ser operado del corazón a los 16 años y en la larga convalecencia descubrí los libros y el arte y me convertí en una persona nueva, con una nueva sensibilidad. En ‘Número dos’, Martin acepta un empleo de vigilante en el Museo del Louvre para intentar escapar del mundo contemporáneo, pero ahí, en el arte y la belleza, encuentra consuelo, reparación, el camino hacia una vida nueva.

En el museo también se encuentra con ‘La Gioconda’, “el Harry Potter de la pintura”. Y con el ‘Retrato de Thomas Stahel', de Paris Bordone, un cuadro en el que nadie repara porque… está colgado al lado de ‘La Gioconda’.  

Esto no lo he contado antes, pero cuando llevaba cinco o seis meses escribiendo la novela y llegué a esa escena, me planteé que tal vez lo mejor era tirar todo lo que llevaba escrito y empezar otro libro sobre la historia de ese cuadro. Por supuesto, el trasfondo habría sido el mismo, un alegato en defensa de los segundones, pero quizá esa hubiera sido una historia más cercana a mi corazón: la de un artista que pinta un retrato sin saber que varios siglos después su obra va a estar colgada al lado del cuadro más famoso del mundo.

Compartir el artículo

stats