La tragedia de la romería del Pino de Majanicho llegará a los Tribunales. Las familias de los romeros afectados, uno de los cuales encontró la muerte y cuatro resultaron heridos, uno de ellos en estado crítico, no descartan emprender acciones judiciales contra el Ayuntamiento de La Oliva al considerar que no se aplicaron correctamente las medidas de seguridad para este tipo de eventos. La polémica ha dado un giro radical al reconocer el jefe municipal de Protección Civil, Iñaki Elustondo, que el Consistorio no había demandado sus servicios para cubrir la seguridad en el citado evento festivo y que les ha retirado la ambulancia de que disponían.

Las contradicciones entre las familias y el Ayuntamiento de La Oliva respecto a las causas del trágico atropello múltiple son patentes. Mientras fuentes municipales han asegurado que los jóvenes se quedaron rezagados del resto de la romería, sus familiares consideran todo lo contrario, que no sólo la carreta disponía de iluminación, sino que ningún vehículo de seguridad se encontraba al final de la comitiva, lo que provocó que el concejal Cristóbal Calero impactara con su vehículo contra los chicos.

El Ayuntamiento de La Oliva evitó ayer pronunciarse sobre este polémico asunto que mantiene en vilo a los vecinos de Corralejo, dado que la mayor parte de los afectados y el fallecido residían en el pueblo. Fuentes municipales señalaron a este periódico: "No hay declaraciones. Hay una investigación abierta por parte de la Guardia Civil para determinar las causas del atropello. Hemos decretado tres días de luto oficial por el vecino muerto".

Los familiares rechazan la información municipal respecto a que los jóvenes no tenían chalecos reflectantes ni la carreta disponía de iluminación: "¿Dónde se ha visto a los romeros con la vestimenta tradicional y el chaleco reflectante encima?" Además, añaden que "la carreta disponía de un bombillo en su parte inferior. Que no vengan ahora a quitarse de arriba la responsabilidad y echarles la culpa a los jóvenes".

Un portavoz de varios de los afectados, que pidió mantener el anonimato, argumentó: "El Ayuntamiento debe asumir su responsabilidad porque la tienen y adoptar las medidas necesarias para evitar que ocurra otra desgracia como esta. Ya tenemos bastante con lo que estamos sufriendo para que pase otra tragedia".

Recuperación

Dos de los cuatro heridos permanecen ingresados en el Hospital General de Fuerteventura, Melani Santana y Rubén Espino, que ayer fue trasladado a planta, mejoran de las graves heridas sufridas, mientras que Eva Erice solicitó el alta voluntaria. El joven Ellis González, que fue evacuado al Hospital Insular de Gran Canaria, continúa en estado muy crítico.