El Ayuntamiento de Puerto del Rosario prohibió ayer el baño en Playa Blanca y la playa de Los Pozos por la aparición de aguavivas. Unos carteles en varios idiomas alertaban a los bañistas del peligro de adentrarse en el mar.

Las aguavivas, de color rojizo y con un tamaño aproximado a la palma de una mano, se concentran en la zona cercana al hotel Fuerteventura Playa Blanca, aunque son visibles desde la zona de la playa de Los Pozos.

El fenómeno que recientemente ha afectado a varias playas de Lanzarote y Gran Canaria, no había todavía afectado al litoral majorero y de momento no se ha detectado su presencia en otras playas de la Isla.

El concejal de Playas, Agapito de Vera, espera que la situación se normalice con el próximo cambio de marea.