Fuerteventura ha multiplica- do por seis su producción de aceite de oliva virgen extra durante los últimos cuatro años. En la campaña de 2011 se alcanzarán los 6.395 litros, en los que han participado 55 productores cuya producción ha sido calificada por el laboratorio de calidad como "virgen extra de primera calidad".

La Granja Agrícola de Pozo Negro, propiedad del Cabildo de Fuerteventura, acogió ayer la entrega de los primeros 2.895 litros de aceite a 22 agricultores majoreros, tras la molturación de las aceitunas realizada en la almazara que la institución insular pone a disposición del sector primario de forma gratuita y que fue adquirida con la colaboración de la Caja Rural de Canarias.

Todavía faltan por entregar otros 22 lotes, que se hará próximamente, con otros 3.500 litros de aceite. Esta segunda entrega se hará una vez recibida la certificación favorable del Laboratorio Agroalimentario, del Ministerio de Medio Ambiente, que garantiza la calidad del mencionado producto.

Este año se molieron unos 25.000 kilos de aceituna en la almazara del Cabildo. La citada maquinaria comenzó a funcionar a pleno rendimiento y con todos los registros de calidad desde el año 2008. En poco tiempo se ha pasado de apenas una decena de productores a 55 en este año, y desde los primeros 1.000 litros de aceite a los casi 6.500 de esta campaña.

Calidad

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, y la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rita Díaz, asistieron a la entrega de los primeros lotes de aceite a los agricultores, una vez obtenidas todas las certificaciones de calidad y la calificación.

Díaz destacó la importancia que puede tener la producción de aceite para contribuir a diversificar el sector primario majorero, y que el Cabildo distribuye cada año miles de olivos porque está empeñado en extender "también el cultivo de una variedad local, la verdial canaria, que ofrece mejores rendimientos".

Por su parte, Cabrera, señaló que la perspectiva es que "la producción siga aumentando".