La declaración de interés para la Defensa Nacional del campo de Tiro y Maniobras de Pájara no afectará al futuro Parque Nacional de Zonas Áridas que propone el Cabildo de Fuerteventura. El citado Parque incluye en su interior a la polémica zona militar, que acoge en su superficie hábitats importantes del ecosistema estepario.

La sentencia del Tribunal Supremo, dada a conocer el martes, que desestimaba el recurso presentado por el Gobierno insular contra la declaración del citado campo de Tiro como de importancia para la defensa de la nación, recoge que fue el Estado Mayor del Ejército quien solicitó al Gobierno dicha iniciativa para evitar que la declaración de la isla como Reserva de la Biosfera pudiera afectar las instalaciones militares en Pájara. Sin embargo, el Ministerio de Defensa no presentó alegaciones en el plazo de consultas ni de la Reserva de la Biosfera ni del futuro Parque Nacional.

El Estado Mayor también justificó en su petición que la zona militar majorera es idónea para el adiestramiento de unidades de tipo GT, que "son unidades creadas en torno a una agrupación determinada para una misión concreta, como por ejemplo, entre otras, la de Afganistán. En Canarias se han constituido en numerosas ocasiones", aclaró a este periódico un militar de alta graduación en excedencia. Respecto a los ejercicios de tiro con todas las armas, también recogido en la sentencia, la misma fuente argumentó que "no hay nada excepcional. Es el armamento que utiliza habitualmente el Ejército español y que viene usando en Fuerteventura durante las maniobras militares".

La consejera insular de Medio Ambiente, Natalia Évora, indicó que "aún no hemos podido analizar con detenimiento la sentencia, y tampoco se nos ha convocado aún formalmente. No obstante, una primera valoración permite entresacar algunas cuestiones positivas". También apuntó que "por un lado se reconoce la existencia de espacios naturales de alto valor reconocidos por la UE y en los que es aplicable la normativa europea. Y deja bien claro que hay que tener mucho cuidado con lo que se hace allí y que es necesario tener autorizaciones previas sobre cualquier actividad que pueda generar daños al entorno", subrayó.