La entrada en vigor de los nuevos mapas de navegación aérea ha alertado al Ayuntamiento de Puerto del Rosario al considerar que las maniobras de despegue de los aviones desde el aeropuerto internacional de El Matorral afecta a la ciudad. El Consistorio capitalino pretende evitar que la emisión de ruidos que producen las aeronaves al sobrevolar la capital originen molestias a los vecinos.

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario ha venido recibiendo en los últimos días numerosas denuncias y quejas de los vecinos por los efectos del ruido de los aviones que de forma constante surcan la ciudad tras abandonar el aeródromo insular.

La Junta de Portavoces acordó ayer, con los votos favorables de CC y el Grupo Mixto y la abstención del PP, solicitar al ente de navegación aérea, la vuelta al siste-ma anterior de despegues desde el aeródromo majorero, que contemplaba que la aeronave al ga-nar los 500 pies de altura realizara un giro a la derecha y con esta maniobra evitar el ruido sobre Puerto del Rosario.

En noviembre de 2009 la Corporación municipal ya había plan-teado a AENA la necesidad de reducir la contaminación acústica generada sobre la capital por el despegue de los aviones.

La pista de vuelo del aeropuerto majorero se encuentra situada al este de la Isla, paralela a la costa norte-sur. Sin embargo, la prolongación del eje de la pista pasa so-bre Puerto del Rosario, distante solamente a unos cuatro kilómetros de su extremo.

AENA dio, en aquella época, respuesta rápida a la demanda municipal para mejorar la calidad medioambiental por lo que ordenó a las compañías aéreas que los pilotos debían realizar una maniobra de salida estándar por la pista 01 que obligaba a las aeronaves a realizar un giro de 30 grados a la derecha, al alcanzar los 500 pies después del despegue. Esta maniobra originó una notable reducción de vuelos sobre la capital majorera en un 60% y el nivel medio de ruido en un 40%.

Sin embargo, desde el Consistorio que preside el nacionalista Marcial Morales se asegura en que el los próximos días esta situación va a cambiar y los pasos de los aviones a su salida del aeródromo insular será por encima de la ciudad.

El aeropuerto de Fuerteventura viene registrando una intensa actividad, fruto de ello es el récord que se viene manteniendo en la llegada de turistas.

Durante el pasado mes de julio, 40 aviones con pasajeros procedentes de aeropuertos extranjeros y peninsulares tomaron tierra cada día en Fuerteventura. Es la media de los 1.176 aterrizajes sin contabilizar los vuelos canarios ni los de mercancías que se produjeron, el mejor julio de los últimos cinco años. En comparación con julio de 2013, operaron 119 aviones más.