Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente de la sociedad investigada niega el fraude en las ayudas ganaderas

Los cabreros consideran que el 'caso de las subvenciones' perjudica la imagen del sector

"Aquí no hay fraude por ningún sitio", aseguró ayer Domingo Rodríguez, presidente de Tinea, una de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADS) investigadas por la Fiscalía por las presuntas irregularidades en las subvenciones ganaderas de Fuerteventura. Tinea es, además, la empresa que recibió una ayuda cuando ya había comenzado la investigación y sobre la que pesa la sospecha de que pertenece al jefe de la Unidad de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, Casto Berriel, dado que posee la misma sede social que Microtón, empresa del funcionario.

Domingo Rodríguez aclaró que la empresa que preside no tiene ninguna relación con Microtón, "solo la profesional porque en este país hay un libre mercado y compramos donde queremos". Respecto a la coincidencia del domicilio social, explicó que "cuando se fundó se puso esa dirección de forma provisional".

En cuanto a las subvenciones, expuso que "recibimos las ayudas de igual forma que el resto de agrupaciones". "Somos una entidad privada que pagamos todos los servicios de nuestros asociados. Compramos donde mejor precio nos oferten y tenemos la libertad para adquirir los productos con quien queramos", adujo.

Rodríguez considera que el caso de las subvenciones responde a "una campaña que está politizada con el objetivo de dañar la imagen del sector. Los ganaderos no hemos cometido ningún fraude ni hemos recibido subvenciones falsas".

Los ganaderos adscritos a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADS) defendieron ayer el proceso de reparto de las ayudas agropecuarias que anualmente convoca el Cabildo de Fuerteventura y rechazaron que en la adjudicación de las mismas exista algún tipo de fraude. Los profesionales consideran que el caso de las subvenciones perjudica la imagen del sector primario y abogan por que la Justicia haga su trabajo. Eso si, coinciden en defender el principio de presunción de inocencia para Casto Berriel.

El jefe de la Unidad de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca ha sido denunciado por la Fiscalía de Las Palmas por un presunto delito contra la Administración Pública al detectar un presunto fraude en la concesión de subvenciones públicas a la ganadería. El Ministerio Fiscal considera que debió abstenerse por su vínculo a la empresa Microtón, de la que es administrador único, y desde la que viene prestando desde hace años servicios veterinarios a las agrupaciones de defensa sanitaria.

Fuerteventura cuenta con cuatro ADS: Defensa Sanitaria de Fuerteventura (Desafu), Tinea, Camellos La Angarilla y Magnasors. Las investigaciones de los agentes del Seprona de la Guardia Civil citan a Tinea, nacida en 2010 de la fusión de las ADS Tejibite y Tajorase. Las pesquisas también detectan que la sede social de Tinea es la misma que la empresa Microtón, de la que Berriel es administrador único.

Por su parte, el presidente de la ADS Magnasors, Juan Bernardo Fuentes, defiende el modelo de reparto de las ayudas al sector ganadero." En el criterio del reparto no existe ningún tipo de fraude. Se aplican criterios coherentes de acuerdo con el número de animales censados que tiene cada ADS. Aquí no hay ni trampa ni cartón". También, agregó, que "todas las subvenciones que se cobren no solo hay que acreditarlas sino justificarla como tipifica la legislación vigente en estos casos".

Bernardo Peña, presidente de Desafu, forma parte de la nueva hornada de ganaderos que se han incorporado al sector. "Hay que respetar el principio de presunción de inocencia. No se puede poner en duda la honorabilidad ni la imagen del sector con este tema. Hay que dejar trabajar a la Justicia y no hacer juicios paralelos".

Por su parte, la Asociación de Ganaderos Majoreros (Agama), que preside Alfredo Alberto, declinó realizar una valoración sobre el presunto fraude de las ayudas ganaderas del Cabildo de Fuerteventura. "No tenemos nada que manifestar", señalaron fuentes de la misma.

Casto Berriel ha venido formando parte del Órgano Colegiado que lleva a cabo los criterios de selección y baremación para las subvenciones genéricas al sector primario desde hace años. Tras las investigaciones iniciadas por la Guardia Civil se ha inhibido de pertenecer al mismo.

Compartir el artículo

stats