20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El camarero asesinado en Morro Jable recibió siete puñaladas de su agresor

El fallecido, Daniel Moreno Ibañez, salía de su trabajo en un hotel de la zona turística cuando fue asaltado

El camarero asesinado en Morro Jable recibió siete puñaladas de su agresor

El camarero asesinado en Morro Jable recibió siete puñaladas de su agresor

Un hombre de 26 años murió en la zona de Esquinzo, en la zona turística de Morro Jable, al ser agredido con un arma blanca. El suceso tuvo lugar la noche del pasado martes, en las proximidades del hotel Magic Life, cuando la víctima salía del complejo hotelero tras cumplir con su horario laboral. El testimonio de dos mujeres que presenciaron los hechos pueden ser determinantes para la identificación del asesino. Las líneas de investigación de la Guardia Civil se dirigen inicialmente hacia un delincuente habitual en la zona Sur, con numerosos antecedentes por robo y resistencia a la autoridad, por si pudiera estar relacionado con el caso.

El joven asesinado fue identificado como Daniel Moreno Ibañez (Talavera de la Reina,1989) que trabajaba como camarero de restaurantes en el mencionado hotel. El agresor lo esperaba en la zona de rampa, lugar donde el personal de servicio accede al complejo hotelero, y sin mediar palabra lo apuñaló hasta en siete ocasiones, una de ellas en el cuello, produciéndoles heridas mortales al afectar a órganos vitales. Moreno intentó arrastrarse hasta al coche malherido pero cayó al suelo antes de lograr su objetivo. Cuando llegaron los primeros efectivos sanitarios nada pudieron hacer por su vida.

Testigos

El agresor no se percató que en el interior de un vehículo estacionado cerca de la zona donde se produjo la mortífera agresión habían dos chicas esperando a una amiga que también trabaja en el Magic Life. Una de ellas, intentó socorrer a Daniel cuando pedía gritos de auxilio, pero al observar que el agresor esgrimía un cuchillo en sus manos optó por no salir del coche y refugiarse en el mismo. Las dos mujeres aportaron valiosa información a los agentes de la Guardia Civil que llevan a cabo la investigación, entre ellas, los rasgos físicos y morfológicos del asesino.

Un equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil se desplazó ayer desde Gran Canaria para colaborar con sus compañeros de Fuerteventura en las tareas de investigación del siniestro suceso. Ayer por la tarde comenzaron su trabajo recogiendo huellas y pruebas en el entorno donde se desplomó el joven asesinado. Tras analizar los restos dactilares encontrados en el coche del asesinado, los agentes también peinaron la zona de la playa junto a la Policía Local de Pájara, alertaron a los socorristas y hamaqueros para que dieran la alerta si conseguían localizar el arma homicida o restos de ropa, al tiempo que revisaron las cámaras de seguridad del hotel.

Compartir el artículo

stats