20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pájara

Tres guardias civiles de Morro Jable, detenidos por cometer varios delitos

La causa se halla bajo secreto de sumario P Hay otros dos apresados en la Península - El caso no guarda relación con la 'operación Botavara' de 2013

Casa cuartel de la Guardia Civil en Morro Jable.

Casa cuartel de la Guardia Civil en Morro Jable. ROBERTO TEMMLER

Tres guardias civiles del Puesto de Morro Jable, en el municipio de Pájara, fueron detenidos anoche en el marco de una operación llevada a cabo por varias unidades del instituto armado acusados de diversos hechos delictivos. Como consecuencia de la investigación, que continúa abierta, también han sido detenidos el sargento Carlos Cebreiro, que fue jefe del destacamento de Morro Jable hace unos años y un guardia en Alicante, que también estuvo destinado en morro Jable. Asimismo, no se descarta que haya más implicados. A los agentes detenidos se les imputa falsificación de documentos y delitos contra los derechos de los detenidos, como detenciones ilegales, abusos de poder, palizas, extorsiones e incluso falsificación de partes de denuncia y servicios.

La causa se encuentra bajo secreto de sumario. Si bien no ha transcendido la identidad de los arrestados, todo hace indicar que a lo largo de la jornada de hoy pasarán a disposición judicial. Los detenidos no tienen ninguna relación con sus compañeros detenidos en el marco de la operación Botavara, llevada a cabo en febrero de 2013, donde se detuvo a numerosos agentes relacionados con el tráfico de drogas.

Los mandos de la Guardia Civil han venido recibiendo desde hace meses quejas y denuncias de vecinos y mandos policiales sobre posibles irregularidades en el comportamiento y en el servicio de un grupo de agentes de Morro Jable.

Ante esta situación se ordenó el inicio de una operación conjunta de diferentes especialidades y unidades del cuerpo, incluyendo la Unidad Orgánica de la Policía Judicial y el Grupo de Información, apoyadas por la Unidad Central de Operaciones y el Servicio de Asuntos Internos. Los investigadores han recopilado abundante información desde hace meses y tras establecer los dispositivos de vigilancia, control y recoger el testimonio de los afectados, se logró identificar a los componentes de la Guardia Civil que pudieran estar cometiendo prácticas ilegales aprovechándose de la condición de agentes de la autoridad.

Una vez que comunicaron a sus mandos los datos recabados de la investigación que determinaban la ilegalidad de las actuaciones que desarrollaban los guardias civiles 'corruptos' se procedió a la detención de los mismos. Tras la toma de declaración y tras comunicarles los delitos que se les imputaban fueron trasladados a diferentes calabozos para evitar la comunicación en-tre los mismos.

Uno de los investigadores señaló a este periódico que "la Guardia Civil es un cuerpo con mucho prestigio y no podemos permitir que se manche nuestro nombre por culpa de los que no son dignos de vestir nuestro uniforme. Los que cometen irregularidades y delitos no tienen cabida aquí".

La localidad turística de Morro Jable ha registrado durante la última semana un fuerte dispositivo policial de los agentes de la Guardia Civil, aunque pasaron desapercibido porque pertenecen a unidades que desarrollan su labor profesional de paisano.

Al margen de la citada operación que se saldó con la detención de tres agentes, también permanecen desde hace una semana en Morro Jable y alrededores los miembros de la Policía Judicial que realizan la investigación del crimen del camarero Daniel Moreno Ibáñez, que fue cosido a puñaladas el pasado día 3 cuando salía del hotel Magic Life al concluir su jornada laboral.

Los investigadores han intensificado sus pesquisas para dar con la identidad del asesino de Dani, tras descartar la autoría de Cipriano Hernández. Actualmente trabajan en dos líneas de investigación. Por un lado, investigan en el entorno familiar del joven asesinado, así como compañeros de trabajos, amigos y varias personas del pueblo de Tesejeraje, donde residen los padres del muerto.

Compartir el artículo

stats