Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premios Cabildo de Fuerteventura

Majoreros de corazón

El Cabildo majorero entrega sus premios anuales - El nuevo Auditorio acogió una gran asistencia

Foto de familia de los galardonados acompañados de los portavoces políticos del Cabildo de Fuerteventura.

Foto de familia de los galardonados acompañados de los portavoces políticos del Cabildo de Fuerteventura. FUSELLI

El Auditorio del Palacio de Congresos de Puerto del Rosario vivió ayer su noche mágica para acoger el acto institucional de entrega de los Premios Cabildo de Fuerteventura que reconoce la labor de personas, colectivos y entidades que han destacado dentro de sus respectivos ámbitos en la defensa y desarrollo de la isla majorera.

Rosa María Mesa y Álvaro García fueron distinguidos con el reconocimiento de Hija Predilecta e Hijo Adoptivo, respectivamente, de Fuerteventura. García estuvo ausente y el premio fue recogido por su hija Teresa.

También recibieron sus galardones de mano de los diversos portavoces políticos y del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, la Asociación Fuerteventura contra el Cáncer (Premio al Mérito Social), que fue recogido por Juana Hernández, miembro de la Junta Directiva); la Agrupación Folclórica Dunas de Corralejo (Mérito Artístico), que fue retirado por su director Tinín Martínez; la Feria Insular de Artesanía (Mérito Cultural), cuyo premio recogió Nereida Brito y la alcaldesa Nari Ruiz; la Selección Infantil de Lucha Canaria (Mérito Deportivo) cuyo capitán Amaury Rodríguez subió al escenario a retirar el galardón; Manuel Saavedra Travieso (Medalla de Oro); Librería Papelería Andrómeda (Medalla de Plata) recogido por la propietaria Salomé Sánchez y Padilla Supermercados SPAR (Medalla de Plata), cuyo director general José Padilla Francés subió al estrado a recoger el premio.

El presidente del Cabildo majorero, Mario Cabrera, se refirió a los galardonados señalando que "de ellos tenemos que seguir su ejemplo de laboriosidad y dedicación al bien común, en sus respectivas áreas y competencias, pero tenemos que hacerlo bien, con coherencia y autonomía local. No repitamos errores. No vendamos el futuro de nuestra sociedad a cambio de una supuesta rentabilidad cortoplacista".

Cabrera también hizo mención a la época migratoria de los majoreros. "Todos sabemos perfectamente qué significó para Fuerteventura la emigración, la sequía y la dependencia exterior. En Fuerteventura lo hemos sufrido durante la mayor parte de nuestra historia. Por eso hace ya décadas que apostamos por la actividad turística para romper con esta dinámica histórica. Y lo conseguimos". Además, añadió durante su intervención que "también hay que reconocer que acusamos algunos de los problemas de quienes sólo piensan en presente y no en futuro. Fue así. Lo sabemos. Y como sociedad y generación asumimos la parte de error que nos corresponde. Pero ya está. Ahora hay que reaccionar. Se acabó mirar atrás. Hablemos pues de modernidad y de compromiso social en clave majorera".

La música también fue protagonista en la citada gala de entrega de los premios. El timplista Domingo Rodríguez El Colorao demostró sobre el escenario esa magia y complicidad que tiene con el instrumento canario y arrancó los aplausos del público.

El encargado del cierre del acto fue el trío compuesto por Jonathan Rodríguez (percusionista), Germán Arias (músico de viento) y Jep Meléndez (bailarín), quienes presentaron sobre el estrado un espectáculo que combina la esencia del folclore canario con ritmos del mundo, en una particular performance en la que exploran nuevos caminos de expresión. En esta ocasión presentaron dos de sus creaciones Rutina percusiva opus 35 y La abeja.

Compartir el artículo

stats