Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Gerente del Patronato de Turismo de Fuerteventura

Moisés Jorge: "Al inversor no se le puede marear con burocracia"

"Hemos aumentado de forma considerable la conectividad aérea. La isla ha demostrado estar a la altura", señala el Gerente del Patronato de Turismo del Cabildo majorero

Moisés Jorge Naranjo, gerente del Patronato de Turismo, en el muelle de Puerto del Rosario.

Moisés Jorge Naranjo, gerente del Patronato de Turismo, en el muelle de Puerto del Rosario. GABRIEL FUSELLI

¿Cómo valora la temporada de verano desde el punto de vista turístico a punto de concluir?

Cuantitativamente me atrevería a decir que superando el verano del 2014. De hecho en agosto tuvimos unos 70 vuelos más que el mismo mes del año pasado. Se consolida nuestro verano y deja de ser temporada baja a nivel internacional, además de haberse recuperado notablemente el mercado nacional con las nuevas frecuencias regulares desde Málaga y Santiago de Compostela ofertadas por Vueling. Además la doble apuesta de Viajes El Corte Inglés con chárter desde Madrid todos los sábados y domingos de agosto, han hecho que se notara un repunte considerable del turismo doméstico en nuestra isla.

¿Y cómo se presenta la de invierno? ¿Qué previsiones se manejan desde el Patronato de Turismo?

Las previsiones son sólo eso; meras previsiones. Nuestros interlocutores en origen van cargando poco a poco sus programaciones tanto de vuelos como de paquetes vacacionales a la venta y son optimistas. Podríamos augurar un muy buen invierno turístico en Fuerteventura, con crecimiento de todos nuestros mercados habituales. Algunos operadores alemanes u holandeses adelantarán la temporada ante el aumento de demanda. Ya hemos comunicado que por ejemplo Sun Express ofrecerá 16 vuelos regulares semanales entre Alemania y nuestra isla, además de la nueva conexión regular de Lufthansa desde Múnich. En el ámbito nacional tanto Iberia como Ryanair duplican su oferta desde Madrid, y aumenta la oferta puntual de Air Nostrum desde Santiago de Compostela complementando los vuelos de Vueling.

A pesar de las buenas cifras en la entrada de turistas existen muchas asignaturas pendientes. ¿Qué hay que mejorar?

El sentido común en nuestra propia casa. Ensuciar menos, limpiar más, dotar de servicios de salvamento a nuestras playas todo el año, profesionalizar al sector, aprender idiomas, pensar menos en clave electoral y más en clave económica, mejorar nuestra oferta paralela de ocio, teniendo sobre todo verdadero espíritu de servicio y pasión por nuestra tierra. Si nosotros no lo potenciamos ni no nos lo creemos, no podremos pretender nunca que sean los de fuera los que vengan a sacarnos las castañas del fuego. Menos lamentaciones, y más trabajo. Coordinación y planificación. No hay fórmulas mágicas.

¿Se superarán los 2,5 millones de visitantes del pasado ejercicio?

Probablemente sí, y hemos conseguido no sólo aumentar la estancia media de nuestros turistas en destino, sino aumentar los índices de ocupación media anuales, los cuales han estado durante este 2015, por regla general, por encima del 80% todo el año.

La mitad de los turistas que visitan la isla no salen de sus hoteles y no conocen la realidad insular. ¿Por qué se produce este fenómeno?

O porque están muy cómodos en su todo incluido o porque no les llega la información de la oferta cultural que tiene la isla por intereses de sus propios operadores que prefieren dar información interesada, o porque sencillamente no les atrae la oferta que tienen fuera del hotel. Se puede dar cualquier de esas tres circunstancias. Debemos ser realistas y aunque no nos guste escuchar ciertas cosas debemos hacer mucha autocrítica y asumirlas. El turista del siglo XXI viaja y compara.

¿Y cómo se puede corregir?

Trabajando. Mayor promoción económica para que la inversión privada crea en el destino y apueste por una oferta paralela más diversificada y con mayor grado de calidad. Dando seguridad jurídica y política a los inversores, pues no se les puede marear con el exceso de burocracia, ni con silencios políticos. Y, por todo lado, se debe informar al turista o visitante de lo que ofrece nuestro destino, preferiblemente en origen para que con total libertad y sin orientaciones interesadas y comisionables de sus operadores puedan conocer toda nuestra potencialidad y oferta.

¿Cuáles son las principales quejas de los turistas?

La verdad que recogemos pocas quejas pero estas suelen recaer en los servicios de transporte público, en la falta de señalización de puntos de interés, o en la calidad gastronómica de algunos todo incluido.

¿El importante incremento de las conexiones aéreas sitúa a la isla como un destino turístico de primer nivel?

Yo diría que hemos aumentado considerablemente la conectividad aérea regular, principal objetivo que vamos logrando, con nuevas frecuencias regulares a Bilbao, Barcelona, Santiago de Compostela, Málaga, Londres, Helsinki, Múnich, Varsovia, Praga, París, Ámsterdam, etc. No ha sido nada fácil pero la isla ha demostrado estar a la altura, y el apoyo del consejero de Turismo del Cabildo para llegar a muchos de estos acuerdos, ha sido fundamental desde 2011. Sin apoyo político, muchas de las estrategias o decisiones técnicas en este campo no hubieran visto la luz.

De las nuevas conexiones ¿cuál es la que más valora? ¿Hay algunas pendientes que no se hayan materializado?

Personalmente valoro mucho la de British Airways con Fuerteventura, las de París, y las de Santiago de Compostela y Málaga, todas ellas regulares. Estamos a punto de materializar en coordinación con el Fondo de Desarrollo de Rutas del Gobierno de Canarias, las de Lyon y Viena, que actualmente se encuentran en concurso público.

El Patronato recibió en verano muchas quejas de visitantes por los abusos en el cobro en establecimientos hosteleros. ¿Estos hechos desprestigian a la isla como destino turístico ?

Por supuesto. No podemos permitirnos el lujo de hacer el agosto y estafar a nuestros clientes porque son éstos nuestros futuros precursores o promotores. Lo decimos siempre; cuesta mucho captar un turista y muy poco perderlo. Algunas prácticas, de casos puntuales en el sector hostelero, no son las deseadas y nos restan competitividad. Afortunadamente fueron casos aislados que tenemos localizados y lo hemos puesto en conocimiento del servicio de inspección correspondiente.

El turismo británico se consolida en la isla con un crecimiento este año del 28%. ¿Qué otros mercados son emergentes?

Sí, el mercado británico es el que más crecimiento experimentará durante el presente año, al igual que el alemán. Particularmente los mercados emergentes para nuestro destino como el francés y el polaco ya se consolidan con crecimientos espectaculares y con programación aérea regular ligada a paquetes turísticos.

¿Hay interés para acoger un turismo de congresos? ¿Tras la inauguración del Palacio de Congresos, a principios de año, no se ha celebrado ningún evento de estas características?

Tenemos interés antes de que se abriera el Palacio de Congresos ya que hemos asistido cada año a las dos citas más importantes de este mercado a nivel internacional: IMEX de Fráncfort y Eibtm de Barcelona. El Palacio de Congresos ahora debe tener una estructura mínima profesional para ponerlo en el mercado, y captar actividad MICE vinculada a reuniones, congresos, incentivos o exposiciones.

Lo más que valora el turista de cruceros que llega a la isla es un centro comercial de la capital. ¿No es una frustración?

Lo es, y no debemos seguir de espaldas al mar. Veo entusiasmo y ganas, por ejemplo en el nuevo equipo de Puerto del Rosario, y creo que van a ser bastante creativos e imaginativos para poner en valor su oferta. Lo mismo debieran hacer otros municipios, como el magnífico ejemplo que nos brindó Tuineje cuando todo Gran Tarajal se volcó con todas y cada una de las llegadas de cruceros a su puerto. Querer es poder, y no se podrá si no creemos en el auténtico valor de nuestra potencialidad y de nuestros recursos.

Se ha generado una polémica entre los usos residenciales o turísticos en zonas turísticas. ¿Qué opina?

Creo que el famoso Decreto no debió aprobarse nunca. No se puede utilizar el mismo patrón para medidas y trajes diferentes. Cada isla tiene sus peculiaridades, y ya somos mayorcitos de edad para que nos dicten cómo debemos hacer las cosas en determinados ámbitos. Toda actividad, debidamente regularizada, pagando los impuestos, pasando las inspecciones y generando empleo estable, creo que debe ser bienvenida y no coartada.

Compartir el artículo

stats