Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista.

Antonio Hormiga: "El Gobierno solo beneficia a Tenerife y Gran Canaria en los planes turísticos"

"Hemos constatado en algunos establecimientos ciertos abusos hacia los trabajadores", apunta el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Fuerteventura

Antonio Vicente Hormiga, en la plaza del Palacio de Congresos, en la capital.

Antonio Vicente Hormiga, en la plaza del Palacio de Congresos, en la capital. FUSELLI

El turismo sigue arrojando buenos datos para Fuerteventura. Usted dice que no es hora de autocomplacerse sino de aprovechar la bonanza para hacer los deberes pendientes. ¿Cuáles son?

Así es. Tenemos que aprovechar los momentos dulces para apuntalar las deficiencias de nuestro destino que, no olvidemos, debe parte de su éxito a la inestabilidad de otras zonas del mundo. Desde el Cabildo y el Patronato se está trabajando bien pero la Administración Pública debe ir más allá de la promoción del destino y, entre otras muchas cosas, garantizar la seguridad jurídica a los inversores, poner freno al alquiler vacacional, abrir el debate de la idoneidad de construir más camas en la Isla, y favorecer la apuesta por la formación. Desde Asofuer reivindicamos una Escuela de Turismo en Fuerteventura para formar y cualificar a nuestros jóvenes con garantía en el sector que mayor riqueza genera en la Isla para que puedan tomar las riendas y cubrir puestos de responsabilidad.

Son muchas cuestiones las que usted plantea sobre la mesa. Comencemos por la propuesta de habilitar más camas.

Sí, es algo que desde la patronal turística queremos poner sobre la mesa e implicar a todos los sectores y abrir un debate profundo y serio. El tardío desarrollo del turismo en la Isla ayudó a preservar los valores naturales de Fuerteventura. Valores de los que hoy presumimos, que han hecho a este destino ser casi único en el mundo, y que no podemos perder. Por eso, planteamos la posibilidad de construir más camas atendiendo a criterios cualitativos y de sostenibilidad con el objetivo claro de lograr transformar el modelo de turismo de masas por un modelo de turismo de calidad. Mire usted, Fuerteventura está cambiando su modelo día a día y no nos estamos casi dando cuenta y tenemos que reaccionar. Hay localidades donde es difícil encontrar una vivienda para alquilar a largo plazo porque prácticamente toda la oferta está expuesta en portales de alquiler vacacional; una opción que reporta mayores beneficios al arrendador.

¿Cómo afecta al sector el alquiler vacacional?

Esa injusticia también se traslada al mercado causando un daño que no sabemos si, a largo, plazo será irreparable. Los empresarios hoteleros realizamos grandes inversiones para tener a punto nuestros establecimientos y cumplir con toda la normativa vigente. No se imaginan ustedes cuánto debemos invertir para cumplir con la ley y poder escapar de todas las inspecciones que nos realizan. Nada de esto hacen los propietarios de viviendas destinadas al alquiler vacacional. Nadie las inspecciona.

Pero ya hay un decreto que el Gobierno aprobó dirigido a impedir este tipo de alquiler en las zonas turísticas.

Sí, un decreto que aprobó el anterior Ejecutivo y que ahora está valorando el actual Gobierno de Canarias. Se trata de una oferta no regulada que en muchos casos está deteriorando la imagen de Fuerteventura que tanto nos ha costado conseguir. De seguir así, optaremos por pasar nuestros establecimientos de turísticos a residenciales con el objeto de lograr competir todos con las mismas normas. Como digo, el Gobierno debe actuar y debe actuar ya.

Con respecto a la construcción de nuevas camas, no resultan suficientes los planes de modernización turística que impulsa el Gobierno?

Son a todas luces insuficientes. Principalmente por su lenta gestión y porque está favoreciendo a las islas mayores donde se dio luz verde a los planes en muy poco tiempo, y perjudicando a las islas como Fuerteventura donde Gesplan ha ido bastante más lenta. Ahora tenemos el problema de Costa Calma, que no cuenta con ningún plan aprobado por problemas que vienen de muy atrás y que deben resolverse de una vez por todas. Apelo de nuevo a la Administración para que tome cartas en el asunto y ponga las cosas en orden de una vez. En la patronal turística estamos preocupados porque estamos constatando un gran desequilibrio entre el sur y el norte, donde las obras avanzan con dinamismo. Vemos, además, que muchos inversores están eligiendo otros destinos donde invertir y que aquí se están dejando escapar las oportunidades. Por eso, creemos que es importante abrir el debate ahora que las cosas van relativamente bien, en cuanto a los números de turistas, y se puede proyectar de forma inteligente nuestro desarrollo futuro con el objetivo puesto en lograr la sostenibilidad y la excelencia de nuestro destino.

¿Fuerteventura está pecando de autocomplacencia?

Quizás. El turismo es un sector muy delicado, con muchos vaivenes, no debemos quedar ahí colgándonos medallas. Hay que seguir trabajando, colaborando entre todas las administraciones. Ayudando a que el turismo tire de otros sectores menos dinámicos como el de la agricultura y promoviendo acciones entre todos los organismos que estamos involucrados para que los beneficios sean reales y redunden en el beneficio de las personas que residimos en la Isla. En Asofuer estamos convencidos de que la equidad social y la sostenibilidad contribuyen a la grandeza y excelencia de nuestro destino. Son nuestros objetivos.

Tras la disolución de la Aehtf ¿ En que fase se encuentra este proceso?

Estamos en un proceso de disolución que no concluirá hasta conocer el resultado del procedimiento jurídico abierto contra el Cabildo de Fuerteventura, que fue, no se olvide, el organismo que provocó la situación en la que estamos. Le recuerdo que nos pidieron ayuda porque ellos no podían proceder a la contratación directa de publicidad en el Open de España de Golf. Fue el motivo por el que la Aehtf ejerció de intermediaria, sobre el papel, aunque todo el trabajo lo habían hecho ellos. Nuestra sorpresa fue que uno de los firmantes del convenio impidió que la publicidad pudiera instalarse en el campo de golf por lo que los contratos de publicidad quedaron en el tintero y no se cobró el dinero previsto en este término. Luego el Cabildo denunció a la Aehtf por el incumplimiento del contrato y así hemos llegado a la situación de hoy. Ya ve, totalmente injusto. Creo firmemente en que la justicia hará su labor y nos exonere de toda responsabilidad.

Hace unos meses era presidente de la Aehtf. Ahora de Asofuer. ¿No es el mismo perro con distinto collar?

Fui elegido presidente de Asofuer, a finales de septiembre, presidente de Asofuer. Una organización presidida hasta entonces por mi amigo y gran empresario Carlos Cebriá que nació con el objeto de convertir a la patronal majorera en una organización dinámica, que diera respuesta a las necesidades del sector.

No somos tantos los empresarios turísticos de Fuerteventura, es lógico que estemos representados en las organizaciones empresariales. Es muy simple de entender.

¿Qué opina de las denuncias de los turistas sobre robos en los miradores y playas?

Cuando la Asofuer detecta este tipo de situaciones, enseguida trata de llamar la atención de los responsables y poner soluciones, como hicimos en este caso cuando nos reunimos con el alcalde de Pájara y el concejal del área. Me consta que y se han tomado ya cartas en el asunto y que la situación está mejorando y mejorará. No podemos permitirnos crear una falsa alarma de inseguridad en la Isla por hechos puntuales. Recordemos que la seguridad es una de las bazas principales de Fuerteventura como destino turístico frente a otros mercados fuertemente competidores.

Desde el Patronato se viene insistiendo en la necesidad que tanto los Ayuntamientos como los empresarios se impliquen más en tareas como la limpieza, seguridad en playas.... ¿ Está de acuerdo ?

Totalmente. De hecho, en los próximos días anunciaremos la puesta en marcha de una campaña en este ámbito.

¿Por qué el sector turístico no contribuye a reducir el desempleo?

Primero hay que destacar que no toda la llegada de turistas se traduce en pernoctaciones en nuestros establecimientos dados la elevada oferta de alquiler vacacional. Además, los visitantes pernoctan menos noches y gastan menos dinero en destino. Hemos constatado en algunos establecimientos cierto abuso hacia los trabajadores que, en algunos casos, tienen una carga de trabajo enorme a cambio de muy poco salario.

Compartir el artículo

stats