Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

González Arroyo: "A CC no pueden salirle sarpullos ahora; llevo 20 años apoyándolos"

"Apoyé a Claudina Morales al Senado. Teniamos un compromiso y lo cumplimos", asevera el exalcalde de La Oliva y consejero del Cabildo de Fuerteventura

El exalcalde de La Oliva y consejero del Cabildo de Fuerteventura, hasta mañana, Domingo González Arroyo.

El exalcalde de La Oliva y consejero del Cabildo de Fuerteventura, hasta mañana, Domingo González Arroyo. GABRIEL FUSELLI

¿Cómo valora su salida de la alcaldía de La Oliva tras la sentencia que le inhabilita durante nueve años?

En el Ayuntamiento de La Oliva, el Partido Progresista Majorero (PPMajo), mi partido, ha sido la fuerza más votada con 1.519 votos que nos proporcionó cinco concejales. Superamos por 189 votos a Claudina Morales que venía ostentando la Alcaldía. Durante siete meses hemos gobernado en minoría y considero que hemos hecho una labor bastante positiva. Sin embargo, la Junta Electoral Central ha decidido que debía abandonar el cargo por ser incompatible. No comparto esta decisión porque la normativa vigente esta a mi favor, por eso he recurrido la sentencia ante la Audiencia Provincial. El origen de la condena está vinculada a una finca en la zona llamada Lomo del Pájaro que herede de mi padre y que vendí en 1984. Allí se había establecido la extracción de áridos. Sin embargo, el Cabildo de Fuerteventura fue el que mas sacó recebe de la cantera. El TSJC archivó inicialmente el procedimiento y después dos jueces adoptan la misma decisión. Luego el juez que me condenó por la petición fiscal lo saca en víspera de las elecciones. Estoy convencido en ganar este procedimiento y de recuperar el cargo que me dieron los vecinos en las urnas.

¿No está conforme con la decisión judicial?

Por supuesto. Yo vendía la finca en 1984 y el procedimiento comenzó en el año 2000. Además la sentencia es solo para el Ayuntamiento y para la circunscripción local. Además me aplican una Ley de 2011 vinculada a delitos de rebelión o de terrorismo, entre otros. Ni he hecho rebelión y mucho menos terrorismo ni siquiera he actuado contra los intereses del Estado. Por tanto, esa ley no se puede aplicar a un procedimiento que comienza once años antes. Si lo jueces lo entienden así, yo no estoy conforme y por ello recurrí la sentencia, que no es firme.

¿Se siente perseguido ?

A mi no hay quien me persiga. Soy un ser humano que sé moverme a mi antojo y capricho dentro del respeto a los demás. Creo más bien que me siento envidiado. Tenga usted en cuenta que he sido alcalde de La Oliva durante 24 años con mayoría absoluta, he sido senador, 20 años de parlamentario e idéntica cantidad como consejero del Cabildo. Este curriculum político no lo tiene nadie en Fuerteventura ni creo que en Canarias. Lo único que creo es que me tienen mucha envidia y quieren quitarme de enmedio. No estoy preocupado porque me persigan. En absoluto. Ya me defenderé como mejor proceda que no es otra cosa que en los Tribunales y debe ser ahí donde se aclare toda la situación que ha rodeado al Ayuntamiento de La Oliva. Tenga en cuenta que la envidia es una enfermedad endémica en todos sitios.

Usted se atrincheró en el Ayuntamiento de La Oliva para no abandonar su cargo. ¿ Por qué lo hizo?

Eso no es así. Yo he actuado en todo momento conforme a la Ley. Sigo cuestionando el papel de la Junta Electoral Central porque no tiene competencias para actuar de esa manera hasta que la sentencia no sea firme. Nunca me negué a abandonar la Alcaldía. Además, quien quitó las cerraduras en el Ayuntamiento fue Pedro Amador. Yo lo que hice fue repornerlas. Yo era el alcalde hasta el mismo día de la toma de posesión de otros. Nuestro partido le prohibió terminantemente a Amador que se presentara para ostentar la Alcaldía y no hizo caso. Soy muy respetuoso con le ley, con las normas y me puedo equivocar como humano pero nunca me negué a dejar la alcaldía. Creo mucho en los jueces.

Por sus palabras perece que se siente molesto con el nuevo alcalde, Pedro Amador.

No. Es una persona a la que siempre le he tenido mucha consideración. Su padre, cuando fue delegado del Gobierno propuso mi expulsión como concejal del Tercio de Familia. Como delegado del Gobierno fue una persona normal pero conmigo no se comportó así. A pesar del tiempo transcurrido nunca pensé que su hijo tuviera en su mente poderme perjudicar. No tengo una maquina de la verdad para saber quien es quien y sus intenciones conmigo. Aznar tampoco la tuvo cuando eligió a Rajoy cuando tenia que haber elegido a Mayor Oreja. Se lo dije y no me hizo caso. Mira los problemas que hemos tenido en España y la simplonada que ha hecho el presidente en funciones que solo ha perjudicado a los españoles con sus decisiones.

La moción de censura a Pedro Amador, secundada por PPMajo, Coalición Canaria y Nueva Canarias, fue rechazada por ser fraude de Ley.

La actitud del presidente de la Mesa de Edad, Cirilo González, es totalmente ilegal. Desde el momento que se presentó la moción la secretaria del Ayuntamiento diligencia el documento y señala que la misma cumple con los requisitos establecidos en la Ley Electoral. Por lo tanto, es completamente legal y cumple con la legislación vigente. Desde este momento no se puede aportar a este proceso ninguna documentación externa. Los Tribunales tendrán la última palabra.

Mañana deberá dejar también su acta de consejero del Cabildo de Fuerteventura.

El presidente del Cabildo, Marcial Morales, pidió de forma verbal al secretario de la institución un informe. Me extraña que el presidente no haya recurrido a una providencia para pedir un documento tan importante en este procedimiento. Marcial Morales ha querido perjudicarme. Además, en la Comisión de Asuntos Generales del Cabildo me han tratado como a un delincuente a pesar de que sigo siendo consejero. Actuaron de forma dictatorial y como si se tratara de una república bananera. Franco era un demócrata, aunque sacara a mi padre a punta de pistola del Ayuntamiento de La Oliva, al lado de estos que gobiernan en el Cabildo.

¿Acusa al presidente del Cabildo de actuar contra usted?

Si. Marcial Morales ha adoptado una actitud irresponsable. Lo ha hecho conmigo y también con su propio partido respecto a la moción de censura de La Oliva. Puso todas las trabas posibles para impedir el acceso a la alcaldía de su propia compañera Claudina Morales. Marcial ha apostado de forma descarada por Pedro Amador cerrando el paso a la gobernabilidad a sus compañeros de Coalición Canaria. Conmigo tampoco ha jugado limpio como consejero del Cabildo.

Nadie entiende que usted que ha sido históricamente el enemigo número uno de Asamblea Majorera (AM) y después de Coalición Canaria (CC), se uniera ahora a los nacionalistas para apoyar una moción de censura.

No entiendo porque se rompen las vestiduras ahora en Coalición Canaria porque me haya unido a ellos para hacer alcaldesa de La Oliva a Claudina Morales. Llevo más de 20 años colaborando con AM y CC y entendiéndome bien con José Juan Herrera. Ahora no les puede salir sarpullos. Primero con CDS y luego con PP ayudamos a Herrera a ser presidente del Cabildo. Además, yo frustré una moción de censura contra CC en el Cabildo movida por Alfredo Alberto. También colaboré con CC apoyando a Claudina Morales al Senado. Asistí al mitin de Puerto del Rosario, con Fernando Clavijo, y al de Gran Tarajal. Teníamos un compromiso y cumplimos.

¿Volverá algún día al PP?

Eso nunca se sabe, aunque José Manuel Soria me ha pedido refundir el partido. Nos reunimos en Las Palmas en casa de Mario Romero Mur, en Santa Brigida. Me acompañó Ana Martín y me pidió que le apoyara al candidato Claudio Gutiérrez al Senado. Le dije que no porque no podía apoyar a AMF que como hicieron la pasada legislatura se van luego al Grupo Mixto.

Compartir el artículo

stats