Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ganaderos aprenden a elaborar yogur, 'petit suisse' y helados con leche de cabra

El técnico Isidoro Jiménez dirige un curso donde participan una veintena de alumnos

Isidoro Jiménez explica detalles de la elaboración del queso a los alumnos.

Isidoro Jiménez explica detalles de la elaboración del queso a los alumnos. LP / DLP

Los ganaderos majoreros continúan en su afán de diversificar el sector y, especialmente, los productos derivados de la leche de cabra. Diecinueve alumnos, entre los que se encuentran queseros y jóvenes que quieren incorporarse al sector, han aprendido a elaborar yogur, mantequilla, petit suisse, helados y requesón con leche de cabra, así como almogrote y quesos con diferentes tipos de cuajo. El técnico en industrias lácteas, Isidoro Jiménez, ha sido el encargado de impartir las clases.

La Agencia Agraria de Gran Tarajal ha sido el organizador de este curso de elaboración de quesos artesanales, en colaboración con la Consejería del sector primario del Cabildo majorero, que dirige Juan Estárico. El taller se clausura hoy en la Granja Experimental de Pozo Negro tras una semana de celebración.

Durante la celebración de este taller de elaboración que quesos se han abordado la composición de la leche, factores que intervienen en la calidad de la leche, etapas de elaboración del queso, rendimientos queseros, tipos de cuajos, calidad y maduración y tratamientos superficiales de los quesos y defectos y problemas en los quesos durante el proceso, entre otros.

Los ganaderos majoreros llevan tiempo tratando de diversificar los productos derivados de la leche de cabra. Una de las apuestas de los cabreros ha sido el licor, las gominolas o el queso de trapo, entre otras iniciativas, que se comercializan en el mercado no solo local sino regional y que ha tenido una buena aceptación por parte de los consumidores, aunque es el queso majorero artesanal la verdadera estrella del sector primario.

Compartir el artículo

stats