Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Oliva

Las fiestas acaban con el sosiego

Los vecinos de El Cotillo inician una recogida de firmas para exigir más control policial en los actos festivos - Basura, persianas rotas y peleas acaban con la tranquilidad en el barrio

Una vista general del muelle de El Cotillo tras retomar su tranquilidad habitual.

Una vista general del muelle de El Cotillo tras retomar su tranquilidad habitual.

Los vecinos de El Cotillo han iniciado una recogida de firmas para reclamar un puesto policial en El Cotillo durante las fechas señaladas de Semana Santa, el festival de música, FEM, y la segunda quincena de agosto durante las fiestas de la Virgen del Buen Viaje. Las peleas, persianas rotas, escándalo de madrugada, basura en la playita y las carreras de coches por el pueblo acabaron durante la pasada Semana Santa con la tranquilidad y el sosiego de esta localidad marinera. Por ello los residentes han iniciado una campaña de recogida de firmas para exigir más vigilancia y presencia policial en la localidad.

"Nosotros cerramos el restaurante y cogemos vacaciones siempre en Semana Santa porque hay muchos grupos de jóvenes, está de moda venir de acampada o alquilar un apartamento y nos supone mucho trabajo, líos en la terraza y poca ganancia", asegura el camarero del restaurante del muellito, Daniel Ascanio.

El marinero de 82 años de edad y vecino del pueblo José Pérez afirmó que el pueblo siempre es tranquilo y de vez en cuando hay que hacer fiestas. "Este año en el barrio de abajo del muelle no ha sido tan malo otros hemos tenido chiquillos con más múisca pero se ha notado la basura", dijo.

El joven residente Kilian, conocido por su afición a la danza, aseguró que es el único pueblo que tiene fiestas y ocio en Semana Santa. "Hace falta policía por la noche después de la verbena, y que la gente que se comporte y se conciencie con la limpieza" insiste.

Un residente que prefiere mantener el anonimato aseguró que el pueblo amaneció en Semana Santa apestando por falta de baños químicos y con vómitos y basura por todas las esquinas. "Si decides organizar verbenas y fiestas nocturnas hay que reforzar el servicio limpieza, personal regando y desinfectando las calles, contenedores y baños químicos para evitar que el pueblo sea un basurero" añade.

Makena, músico afincado en la localidad se mostró partidario de las fiestas. "Creo que tanto los jóvenes como los comerciantes, restaurantes y todos los vecinos del pueblo están a favor de que venga gente en Semana Santa, pero hay que pedir contenedores, policías y que se respete el descanso de todos" indica Makena.

Uno de los actos con mayor éxito de la Semana Santa fue la jornada juvenil que se celebró el pasado sábado 26 de marzo, a mediodía, con hinchable y fiesta de la espuma. "Fue un acto con muy buen ambiente, verbena del solajero, cañón de espuma y tal vez se puede apostar por fiestas de día o a media tarde con grupos locales", comentaron los integrantes de Cotillo Joven.

Los residentes exigen también que se controle la venta de alcohol a menores, debido a la presencia de grupos de 14 a 17 años haciendo botellón por las calles. El promotor de artistas independientes y músico,, David Mahoh aseguró que el público apuesta por las bandas juveniles de la Isla. "Nuestro acto fue un éxito, teníamos seguridad privada y luego en la calle que trabaje la policía municipal ", dijo.

Si para unos la Semana Santa sirve para hacer caja y disfrutar para otros supone molestias y sueño.

Compartir el artículo

stats