Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los visitantes aplauden la ecotasa si se destina a conservar el islote de Lobos

La mayor parte de los turistas que disfrutaron ayer de la pequeña isla demandan más servicios - Los profesionales piden más control sobre los barcos ilegales

Los visitantes al pequeño islote de Lobos apoyan de forma mayoritaria la iniciativa del Cabildo de Fuerteventura de cobrar una ecotasa de dos euros a las personas que decidan pasar una jornada en la Isla siempre que la recaudación vaya destinada al mantenimiento y conservación del parque natural. La citada decisión también fue bien acogida en el entorno de las embarcaciones que se dedican a la línea regular entre Corralejo y Lobos.

El nuevo texto del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de Lobos, actualmente en revisión y en exposición pública, recoge no solo el establecimiento de un precio por visitante sino incrementar la capacidad de carga del islote de 200 a 704 personas de forma simultánea en el frágil territorio insular. También estipula una serie de medidas para conservar este espacio natural estableciendo distintas zonificaciones con el objetivo de salvaguardar el valor natural que atesora el islote de Lobos.

El barco ´Isla de Lobos´ al mando del capitán Pedro Morera partió ayer a primera hora del muelle de Corralejo con destino a Lobos con más de medio centenar de pasajeros a bordo. La mayor parte de los viajeros consultados durante la travesía de tan solo 15 minutos se mostraron a favor del cobro de la ecotasa que permita salvaguardar los valores naturales de este espacio protegido, aunque no escatimaron sus quejas sobre la mejora en la gestión del pequeño islote y reivindicaron la necesidad de incorporar servicios como baños públicos y áreas de descanso con diversas comodidades que garanticen la estancia.

Críticas

La mayor parte de las críticas se centraron en la zona de El Puertito y la necesidad de controlar las numerosas embarcaciones fondeadas que depositan todo tipo de residuos, así como las innumerables calas o sogas que inundan el fondo marino dificultando el baño tanto a los visitantes como a los propios residentes estacionales.

También plantearon al equipo de LA PROVINCIA/DLP la necesidad de evitar la circulación de las motos de aguas y las zodiac en el entorno de la bahía de Lobos, así como a la necesidad de "evitar que se arroje al mar los despojos cuando se arregle el pescado. Esto no solo es una mala imagen sino que supone una situación de insalubridad para los bañistas", apuntaron algunos de los visitantes al pequeño islote.

Los patrones de la compañía marítima que tiene adjudicada la ruta entre Corralejo y Lobos ven con buenos ojos el cobro de una ecotasa, aunque advierten que sería también necesario un mayor control sobre las embarcaciones que de forma irregular realizan el transporte de pasajeros. ¡

"Cuanto más control mejor. Si no cuidan la isla de Lobos y respetan sus normas de conservación se pierde", señaló Pedro Morera, patrón del barco ´Isla de Lobos´.

Respecto a las 704 plazas que visitantes al día de forma simultánea que prevé el PRUG para el islote de Lobos, "sería interesante que una empresa se dedique a controlar la venta de billetes, como ocurre en otros lugares de España. Así no hay dudas de cuantas personas acceden a Lobos".Los profesionales se quejan del descontrol que existe en el transporte de viajeros.

Compartir el artículo

stats