Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ballena a la vista en peligro

La Isla contará con una Unidad de Intervención Rápida para actuar ante los varamientos de cetáceos vivos

Arriba, Pascual Calabuig, dirigiéndose a los voluntarios. Debajo, en acción.

Arriba, Pascual Calabuig, dirigiéndose a los voluntarios. Debajo, en acción. LP / DLP

Fuerteventura dispondrá en unos meses de una Unidad Rápida de Intervención de Salvamento de Cetáceos. Será la primera del Archipiélago canario para actuar en caso de varamiento de mamíferos vivos en el litoral majorero. La iniciativa parte de la Asociación de Voluntarios Ambientales de Fuerteventura (Avanfuer) y cuenta con prestigiosos especialistas, entre ellos, Pascual Calabuig.

Los majoreros tienen grabado en su memoria una fecha: 25 de septiembre de 2002. La OTAN celebra en aguas del litoral insular las maniobras Neotapón. El resultado no pudo ser más catastrófico para la fauna marina. Quince cetáceos vararon desorientados por los sonares militares, doce de ellos murieron en la misma orilla. A pesar de la rápida movilización y solidaridad del pueblo majorero no se puedo evitar aquella masacre.

Aquel trágico suceso puso de relieve la necesidad de contar en la isla con un grupo formado y con experiencia para afrontar este tipo de situaciones. Sin embargo, las instituciones, tanto regionales como insulares, no dieron importancia a la creación de una unidad de intervención ante estos casos. Curiosamente, la iniciativa llega ahora de la mano de una ong.

La celebración del encuentro internacional de voluntariado ambiental, cele brado en Puerto del Rosario el pasado fin de semana, sirvió para constar el enorme interés que suscita la naturaleza en Fuerteventura y la disposición de muchos ciudadanos a incorporarse a la tareas de conservación del medio natural, especialmente los cetáceos y tortugas marinas. Una de las acciones de este evento mundial consistió en un workshop de varamientos de cetáceos y tortugas que estuvo dirigido por Pascual Calabuig.

Avanfuer, donde el doctor Tony Gallardo juega un papel fundamental junto a su equipo de colaboradores, comenzará en los próximos meses a realizar una selección de candidatos a través de varias sesiones de entrenamiento práctico en el manejo de primeros auxilios y el traslado de ejemplares marinos".

"Nuestra labor no puede ser otra que la de auxilio a la Administración que es competente en estas situaciones, pero contar con un equipo de voluntarios entrenados y capacitados ayudará sin duda a mejorar las posibilidades de supervivencia de las ballenas y delfines en caso de varamiento", señaló la presidenta de Avanfuer, Teresa Martín. Además, añade, que "la urgencia surgió cuando una veintena de ballenas pilotos intentaron varar en Playa Blanca, en Lanzarote y gracias a la intervención de los bañistas se evitó una catástrofe ecológica".

La puesta en marcha de esta Unidad de Intervención Rápida supone un hito en la historia medioambiental de Canarias.

Compartir el artículo

stats