Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primer oratorio

En 1812 se abrió al culto el primer santuario establecido en Puerto de Cabras. Tal y como recoge el historiador majorero Francisco Cerdeña, perfecto conocedor de la historia de la antigua capital, estuvo en la calle de La Marina, actual García Hernández, donde se habilitó un pequeño local que aún permanece en pie. Diego Miller y Cristóbal Molina solicitaron al Obispado la autorización, cuya licencia fue otorgada en junio de 1812. Este primer templo se abrió mucho antes de constituirse en municipio independiente. Tanto en lo espiritual como en lo político, los moradores de esta ciudad debían ir a la cabecera parroquial y municipal establecida en Tetir, de la que dependieron hasta 1835 y 1906, respectivamente.

Compartir el artículo

stats