Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Belinda, gasolina en las venas

La joven majorera cumple su sueño de pilotar un coche de carreras en una competición oficial

Belinda Sánchez posa con su casco y su coche de competición en Puerto del Rosario.

Belinda Sánchez posa con su casco y su coche de competición en Puerto del Rosario. FUSELLI

Dio sus primeros pasos entre garajes, talleres, mecánicos y coches de carrera. Belinda Sánchez de Armas (Las Palmas de Gran Canaria, 1985) continúa con la afición que le inculcó desde niña su padre, el corredor grancanario Juan Miguel Sánchez de Armas. En los últimos meses ha intensificado su preparación para su debut a final de mes en el Rallye de Los Volcanes, en la isla conejera. Será su debut en una prueba oficial al mando de un coche. Le vendrán a la memoria recuerdos de su infancia y aquellos míticos olores a gasolina.

Sus padres, Juan Miguel y Ofelia, regentaron el mítico Mesón de Arucas, que era frecuentado por la flor y nata del automovilismo de la época. Desde pilotos de fama internacional como Carlos Sainz o Johan Kankunnen, entre otros, a numerosos conductores nacionales y canarios, al margen de patrocinadores y organizadores de eventos automovilísticos o representantes de escuderías que encontraron en el establecimiento el lugar idóneo de reunión y de encuentro con una afición que levanta pasiones en las islas.

Y fue aquí, en este ambiente del motor donde Belinda comenzó a despertar su afición por la velocidad y donde sus venas se impregnaron de gasolina. " Fue una época bonita y grandiosa. La afición de mi padre al mundo del automovilismo invadió nuestro hogar e inculcó contagió esa pasión a sus hijos por este deporte ", apunta Belinda en la conversación mantenida con este periódico durante la celebración de la Feria de Abril, en Puerto del Rosario, teniendo como testigo a su marido Sergio Falcón y su amigo Orlando Darias.

Desde que cumplió la mayoría de edad logró sacarse el carnet de conducir B1, aunque también a escondidas de sus padres logró hacerse con el de motos. La oportunidad de participar en carreras le llegó a través de la ilusión de su padre de recuperar su vehículo antiguo, el Opel Ascona 2000 con el que compitió durante varios años a principios de los ochenta.

Una vez recuperado el coche, le llegó la oportunidad de ponerse el mono y al volante a través de las carreras de regularidad, que era el único tipo de carreras en la que consiguió el permiso de uso del coche de su padre, que se llevaban a cabo con los vehículos clásicos.

Su participación en la segunda edición de la Clásica de Arucas en el año 2009, en la que logró que su hermano actuara de copiloto, reactivó su afición a la velocidad y despertó su pasión por el mundo del motor. La segunda oportunidad le llega en la clásica de Firgas, donde en esta ocasión participó como copiloto pero con la novedad que su padre pilotaba el coche.

El destino quiso años más tarde que Belinda eligiera Fuerteventura para establecer su residencia. El apoyo de su marido y de forma especial de José Vicente Falcón, gerente de Fuertwagen y Lanzawagen, con su decidido proyecto de colaboración a pilotos noveles a través de la Copa Skoda, encontró la oportunidad perfecta para embarcarse de nuevo en el mundo de la velocidad. Recibió el apoyo de compañeros como Kevin Guerra, que junto a la piloto majorera Emma Falcón, piloto de Citröen, y una de las favoritas del actual rallye europeo Ladies Championship, se han convertido en los instructores de Belinda en esta nueva aventura deportiva.

El contacto con los citados pilotos le ofreció la oportunidad de estar en contacto con la velocidad a través del puesto de copilotaje en el motor solidario de 2017 en Puerto del Rosario copitolando a Kevin, donde la organización de Ernesto Suárez y su Fórmula Rally, han sido los verdaderos artífices de un evento que se consolida en cada edición.

Además, la piloto grancanaria se desplaza a las islas Azores para presenciar la participación de Emma Falcón, quien tuvo el gesto de darle la oportunidad de acompañarla como copiloto en el tramo de exhibición del Rally Azores Airlines.

Actualmente, la citada piloto grancanaria ya dispone de su montura propia de competición, con el que participará en las seis pruebas automovilísticas programadas en las islas de Fuerteventura y Lanzarote dentro de la Copa Skoda Fabia, que organiza Fuertwagen, aunque su objetivo es participar también en el campeonato de Canarias que se celebren en cualquiera de las islas, para ir recopilando kilómetros en carrera e ir adquiriendo experiencia.

El debut de Belinda en una prueba oficial tendrá lugar los próximos 27 y 28 de abril, en Lanzarote. Aquí, le embargarán sentimientos encontrados. No sólo de su infancia vinculados a la afición familiar sino por "la oportunidad de hacer algo que siempre quise hacer", señaló Sánchez. Además, reconoció, que "estoy un poco temerosa ya que empezaré a competir en un rallye que forma parte del Campeonato de España de tierra y ello es bastante osado para alguien que no ha participado en una prueba de velocidad".

Y llegado ese momento al volante en tierras lanzaroteñas, también le llegaran recuerdos imposibles de evitar. " Supongo que viviré en carne propia aquellas historias que escuchaba contar a mi padre y empezaré a crear mis propias experiencias con todas las personas que me están acompañando en esta aventura", relató.

Belinda ya sueña con ese momento. Con la mirada puesta en el volante, en las curvas y rectas de la ruta, pero sobre todo, en aquellas historias que de niña le contaba su padre, Juan Miguel Sánchez.

Compartir el artículo

stats