Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cerámica que sale del mar

Las piezas aguamarinas del taller de Lajares que confeccionan Androniki y Loris triunfan en la feria de Antigua

La cerámica que sale del mar

La cerámica que sale del mar

La Feria Insular de Artesanía (FIA 2018) que celebra 31 ediciones recibió ayer a miles de visitantes, en una jornada amena y muy productiva en ventas para los 230 artesanos participantes.

La pareja del taller Otro Mar, dedicado a la cerámica artística demostró que la alfarería se reiventa y crece con nuevas técnicas y diseños. La artesana de la isla griega de Mikonos, Androniki Kapodistria, abrió junto a su pareja, Loris Garatonni, un estudio en la localidad de Lajares (La Oliva) hace cuatro añlos, y su expositor en la feria brilló por su creatividad.

Un tapiz de barro con peces de colores o tablas de surf, caballitos de mar e incluso las tuneras. Piezas aguamarinas para conformar relojes, lámparas, mesas, colgantes, llaveros y cuadros. "Teníamos un taller en Mikonos, pero decidimos venir hace cuatro años a vivir a Fuerteventura porque nos encanta Canarias, y nuestra artesanía gusta mucho aquí por su colorido", explica Androniki. Ella se encarga del lacado y decoración de las piezas y de los diseños mientras Loris modela el barro, talla la madera, y construye objetos de mayor tamaño.

"El estudio va muy bien, todo son piezas únicas, y se nos ocurrió que de la isla griega de Mikonos a la isla de Fuerteventura nuestro estudio se tenía que llamar Otro Mar'", reflexiona la artesana. Ambos han estudiado este oficio en Grecia e Italia y han trabajado con diferentes técnicas de pintura y barro. "Tenemos muchas ventas en la isla y cada vez se conoce ma's nuestra labor" comentan.Un trabajo que ha dado sus frutos estos días en la feria con numerosos visitantes en su stand. Para los que quieran conocer más de su obra pueden visitar su web www.otromarceramics.com.

La nueva artesanía se impone este año con fuerza en la FIA, mientras pierde peso la tradicional de la palma, barro y calado. Un ejemplo es que desde la República Checa y afincado en Tindaya (La Oliva), Juan Rehak, muestra sus productos confeccionados en macrame. "A mucha gente le llama la atención todos los productos que expongo como los maceteros, tapices, la bisutería de colgantes, zarcillos, pulseras, llaveros y me preguntan si son de cuerdas y les explico que se trata de la técnica del macrame, de los nudos, fundida con hilos, lanas, piedras de colores y con la elaboración de cadenetas" señala Juan que se estrena este año en la feria. "Me ha encantado porque hay una gran variedad de artesanía de todas las islas, con productos muy elaborados, muy artísticos y materiales muy diferentes" resume el artesano que ha encontrado en este oficio una forma de ganarse la vida.

Al fondo suenan los tambores de La Gomera en el puesto de Paz Traders. Un expositor repleto de productos de cuero que destaca por su variedad de calzado, carteras, monedoros y bolsos. "No son los tambores típicos de La Gomera porque los nuestros son más parecidos a los africanos pero los hemos traído para enseñar nuestro arte en madera y piel, dentro de esta mezcla de culturas y habitantes del mundo que nos enriquece tanto" apunta Paz. Sorprende su agilidad para elaborar un monedero de cuero y su variedad de dibujos, formas y colores.

El patrimonio arquitéctónico de Fuerteventura se recoge en el stand de Juan, el artesano de los molinos. Su variedad de réplicas de molinos y molinas de la Isla son un reclamo para todos los visitantes. Las aspas no paran de girar en este puesto encantado, bien sea por el viento o por su maquinaria. Juan Ávalos nació en Bañaderos, Gran Canaria, pero lleva 35 años afincado en Puerto del Rosario, Fuerteventura y aprendió este oficio artesanal en madera y pintura de forma autodidacta.

"He ido perfeccionando cada pieza, y tengo ejemplares de todos los molinos de la Isla en diferentes tamaños", afirma. Son auténticas joyas para los majoreros que felicitan a Juan por su detalle y buen hacer. Unos molinos que ya son famosos.

Compartir el artículo

stats