Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía solicita 127 años de prisión para una banda de traficantes de drogas

La Audiencia juzga la próxima semana a doce personas que formaban parte de una red de narcotráfico l Utilizaban 'mulas' para introducir cocaína y heroína en la Isla

Imagen de parte del material incautado en la operacion llevada a cabo contra la red de narcotráfico.

Imagen de parte del material incautado en la operacion llevada a cabo contra la red de narcotráfico. ministerio del interior

La Audiencia Provincial juzgarála próxima semana y durante cuatro jornadas, del 7 al 10, en Puerto del Rosario a doce personas acusas de los delitos de tráfico de drogas y de pertenencia a una organización y grupo criminal. La Fiscalía solicita penas de prisión de 127 años en total para los procesados, algunos de los cuales se enfrentan a más de una veintena de años. Todos los imputados se encuentran actualmente en libertad. Durante los días del juicio deberán desfilar por la sala de vistas 44 personas: la docena de acusados y 32 testigos. La Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron a los integrantes de la red de narcotráfico en Fuerteventura, Barcelona y, a uno de ellos en Francia.

El escrito de conclusiones finales de la fiscal Azucena Oti demanda penas de cárcel por tráfico de droga y pertenencia a grupo criminal que ascienden a más de un centenar de años de cárcel y, de forma alternativa, en caso que no prospere su petición, solicita una pena de 90 años de prisión.

Los hechos se remontan a finales de mayo de 2013, cuando los agentes detuvieron a C. A. R. E., al cual se le intervinieron 510 gramos de cocaína de gran pureza, por lo que fue ingresado en la prisión de Tahíche. Las pesquisas policiales determinaron que la estructura de la red de narcotráfico estaba establecida en Corralejo, desde donde abastecían a toda Fuerteventura.

Los investigadores descubrieron que los narcotraficantes utilizaban a personas que transportaban droga alojada en el interior de su organismo desde Barcelona, por lo que se procedió a intervenir un domicilio en Hospitalet de Llobregat, en el que se preparaban los correos.

La Policía extremó los controles en el aeropuerto majorero y fruto de ello procedieron a la detención, el 21 de diciembre de 2013, de una de las procesadas identificada como L. E. V. G., que fue sorprendida portando en el interior del organismo ocho envoltorios de cocaína para destinarla al posterior tráfico de estupefacientes en la isla.

Las posteriores averiguaciones llevaron a los agentes policiales a las detenciones de los ecuatorianos J. I. A. F., como principal jefe de la organización, a quien le incautaron unos 2.000 euros en metálico con los que pagaría la mercancía, y a W. O. F. M. quien tenía encomendado el rango de segundo responsable dentro del grupo. Curiosamente las parejas sentimentales de éstos tenían la misión de la recaudación, custodia del dinero y droga, así como la distribución de la misma.

La investigación llevada a cabo por las fuerzas de seguridad, con conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Puerto del Rosario permitió a los agentes registrar cinco domicilios y la aprehensión de casi diez kilos de cocaína y más de 400 gramos de heroína.

También se intervinieron los dos vehículos del jefe de la organización, 16 teléfonos móviles de ultima generación, 12 relojes de alta gama, 7 ordenadores, 8 cámaras fotográficas, equipos de transmisión, 15 tarjetas de teléfonos y micro sd, dos vídeo de cámara digital, y diferente documentación y unos 4.000 euros en efectivo.

Compartir el artículo

stats