La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Teresa Cruz, anunció ayer en Fuerteventura durante su encuentro con agentes sociales representados por diferentes asociaciones de enfermos, los alcaldes majoreros, así como con el presidente del Cabildo, Blas Acosta, y varios consejeros, que el búnker de radioterapia estará operativo en noviembre de 2020. "Estamos ya montando el expediente para adquirir los equipos y todo el equipamiento. Lo que no quiero es seguir vendiendo humo a la isla de Fuerteventura. Todas las cosas que he dicho en la reunión las vamos a cumplir",dijo Cruz.

La consejera anunció que la Unidad de Atención Temprana "para evitar que los niños y niñas de la isla tengan que desplazarse hasta Lanzarote va a ser una realidad en 2020, al igual que el Búnker".

Unas 1.800 personas que residen en Fuerteventura se trasladan cada año a Gran Canaria " para recibir el tratamiento que no le podemos ofertar aquí. Les aseguro que será una realidad ya que se recogen en los presupuestos una partida de 200.000 euros para iniciar el proyecto el próximo año con un tiempo de ejecución de seis meses".

Acudieron a la cita con la consejera regional, las asociaciones sociosanitarias Fuerteventura contra el Cáncer, Asomasamen, Adisfuer, Asociación Alzheimer, Aderis, Salud y Sonrisas, Plataforma por una Sanidad Digna, Amadi y el doctor Arístides Morán, que expusieron las demandas y necesidades que tiene la isla en materia sanitaria y sociosanitarias.

Cruz reconoció que se ha encontrado "una Consejería que carece de planificación. No ha planificado adecuadamente sus recursos en Fuerteventura. No ha sabido dar respuesta al ámbito sanitario de la isla ni ha tenido en cuenta el crecimiento demográfico. Este no es el modelo que quiero y trabajaremos para cambiarlo".

El presidente insular, Blas Acosta, expuso que la consejera de Sanidad "ha asumido y ha escuchado a los colectivos y las demandas de los diferentes municipios de Fuerteventura que han querido participar en la reunión y, además, se ha comprometido a volver en Febrero para aclarar fechas concretas de comienzo de las plazas sociosanitarias en la isla, pudiendo contar con recursos propios del Cabildo si fuera necesario, con el objetivo de realizar una hoja de ruta para avanzar en un camino con mucho recorrido como es el ámbito de sanidad". La consejera Teresa Cruz señaló, por su lado, que están los presupuestos en marcha y "el periodo de presentación de enmiendas, ademas del borrador del Plan de Infraestructura y muchos de los problemas que tiene Fuerteventura en materia sanitaria están relacionadas con las infraestructuras". "Ahora, después de 132 días al frente de la Consejería creo que tengo un conocimiento claro de las necesidades", remató Acosta.

Geriatría

La consejera Cruz enumeró una serie de mejoras a realizar en asuntos como las enfermedades raras, salud mental, oncología e infraestructuras. "tenemos que priorizar. Quiero que todos los centros serán eficientes energéticamente y accesibles. Es necesario diseñar un mapa sanitario de cada isla para poder planificar de cara a 10 años".

Blas Acosta reiteró la disposición de la institución a afrontar vía convenio con el Gobierno de Canarias la edificación del Hospital Geriátrico y "en enero comenzamos a construir 100 plazas sociosanitarias en Puerto del Rosario".