Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sesión de estética para migrantes

La academia de peluquería y barbería 'Viña del Mar' de la capital organiza una sesión solidaria para los jóvenes africanos

La jornada de belleza solidaria de la academia de formación de peluquería y barbería masculina, Viña del Mar, tuvo por objeto salvar fronteras y compartir peinados modernos e ilusiones. La directora pidió a los jóvenes asistentes que disfrutaran de su estancia, "olvidando por un rato sus problemas para sentirse como en sus hogares" rogó.

La jornada de belleza solidaria de la academia de formación de peluquería y barbería masculina, Viña del Mar, tuvo por objeto salvar fronteras y compartir peinados modernos e ilusiones. La directora pidió a los jóvenes asistentes que disfrutaran de su estancia, "olvidando por un rato sus problemas para sentirse como en sus hogares" rogó.

Unos 30 migrantes que residen en el centro de acogida de Misión Cristiana Moderna acudieron ayer a la sesión de peluquería y barbería que ofreció la Academia Viña del Mar de Puerto del Rosario que dirige Jaqueline Ossandon. Desde las 10 de la mañana los extranjeros hicieron cola en el centro de la calle Virgen de la Peña, 121 de la capital, para recibir esta sesión de belleza solidaria. Además, al comprobar que casi ninguno hablaba castellano la directora organizó una clase de español para ellos durante la espera. "Les he enseñado algunas palabras básicas relacionadas con la peluquería para que puedan explicar a los alumnos sus preferencias y puedan comunicarse y entenderse con ellos" añade la empresaria. Una iniciativa generosa que agradecieron los jóvenes africanos con sonrisas y aplausos.

Los migrantes contaron su procedencia de Senegal, Malí, Guinea, Gambia e islas Comoras y narraron su sueño por quedarse a trabajar en España o poder viajar a Francia.

"Al comprobar que no hablaban casi nada de español les hemos invitado a una sala a participar en una clase sobre castellano relacionado con peluquería, durante la espera y uno de los jóvenes ha traducido y han conocido términos como corte rapado, desgastados, pelo corto, medio o largo, afeitados, y a saludar" resume la directora de la academia, que lleva una década en funcionamiento y que pensó que este gesto también ayudaba a sus alumnos a realizar prácticas. También ofrecen cursos de salud, drenaje linfático, masajes deportivos y diferentes terapias curativas.

"Ante la actitud tan positiva de los jóvenes y su amabilidad les hemos invitado a que acudan un día por semana a nuestro centro, los viernes por la mañana, para continuar con las clases de español, y que hagan de modelos para nuestros alumnos, ya que les encanta lucir una buena imagen" propuesto la empresaria del centro de formación de Fuerteventura, Viña del Mar.

Uno de los testimonios más escalofriantes lo aportó el joven senegalés de la ciudad de Casamance que dijo que los guerrilleros mataron a su padre en su casa y fue el detonante para emprender su viaje a Europa con la esperanza de salvar su vida y obtener nuevas oportunidades en Europa. Ibrahim Dieme, de 22 años, asegura que viajó de su ciudad a a Marruecos y esperó unos dos meses para poder viajar en patera rumbo a Canarias. Este joven llegó en buen estado de salud al muelle de Gran Tarajal en una embarcación neumática junto a unas 30 personas hace una semana, y tras pasar por el control policial ingresó en el centro de Misión Cristiana de Puerto del Rosario, donde el futuro es "una incertidumbre", confiesa. "Me gustaría llegar a Barcelona y trabajar allí en comercios y hostelería" agregó. "Este sitio también me ha gustado mucho" comenta, y agradeció la generosidad recibida, ya que " no nos falta comida, ropa y un techo" indicó.

Otro joven de origen senegalés que prefiere que le llaman Mbaye tiene 34 años y trabajaba como fontanero en su país. Un día decidió cumplir su sueño y quiso salir como fuera. Tras un largo proceso consiguió subirse en una patera rumbo a Europa. Muestra optimismo y espera que este largo viaje le depare una vida mejor que en su lugar de origen.

La mayoría mostraron bastante optimismo y con una mirada sincera y una sonrisa afirmaron que ya acumulan experiencias positivas de su actual estancia.

Los migrantes que acudieron ayer al centro de peluquería de la capital destacaron por su buena educación, y atendieron las peticiones del centro, charlaron sobre peinados modernos, y de sus inquietudes profesionales.

Otro joven de Guinea anunció que espera que la próxima semana llegue su soñada oportunidad que le permita viajar desde Fuerteventura a Barcelona, donde anhela reunirse con su familia.

En dos días, el pasado 28 y 29 de enero, se registró la entrada de 140 migrantes africanos en tres pateraras. En las dependencias del albergue de Tefía de Cruz Roja se alojan un centenar de varones y otro centenar se halla en Misión Cristiana. Además, unas 140 mujeres africanas, algunas embarazadas, y unos 40 menores residían en varios inmuebles en Puerto del Rosario y Caleta de Fuste. Curiosamente, una de las africanas ha dado a luz a su bebé en el Hospital majorero, a los pocos días de arribar a la Isla. Otro grupo de féminas ha viajado hace dos días a Gran Canaria debido a la falta de espacio.

Compartir el artículo

stats