La crisis política entre Nueva Canarias y Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF) sumó ayer un nuevo episodio tras acordar los socios de Román Rodríguez apartar a Alejandro Jorge, su 'número uno' en la isla de la portavocía de la institución insular. Sergio Lloret (AMF) y Marcelino Cerdeña (UPBE) acordaron por mayoría el desplazamiento de Jorge, que se negó a firmar el acta de la reunión del grupo. LA PROVINCIA