Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vajilla de los majos

Localizan cuatro vasijas usadas por los antiguos aborígenes en el malpaís de Huriamen

La vajilla de los majos

El territorio majorero sigue sorprendiendo a los arqueólogos e investigadores que tratan de conocer los hábitos de vida de los majos, antiguos habitantes de Fuerteventura. Un nuevo hallazgo de cuatro vasijas en el interior de dos pequeñas cuevas ubicadas en el malpaís de Huriamen, en el municipio de La Oliva, arrojarán algunos datos más que permitan continuar estudiando las huellas dejadas por los aborígenes.

Las dos pequeñas concavidades fueron descubiertas por unos cazadores: la primera con dos vasijas semienterradas y rodeadas con piedras alrededor, y una segunda cueva que contiene dos vasijas colocadas en la pared del tubo volcánico.

El lugar fue intervenido por la empresa Tibicena, experta en este tipo de investigaciones arqueológicas que cuenta con un equipo multidisciplinar, integrado por arqueólogos, conservadores e historiadores, quienes llevaron a cabo la extracción de las piezas de cerámicas bajo la supervisión de los técnicos del área de Patrimonio Cultural del Cabildo de Fuerteventura, así como por el propio consejero insular, Andrés Briansó.

También, el equipo de Tibicena realizó trabajos de conservación preventiva in situ para su estabilización y posterior traslado a unas dependencias donde seguirán estudiando las características de las vasijas, de las que se espera que segan arrojando luz a la historia de Fuerteventura. Los responsables de esta intervención destacan que el objetivo principal era la extracción de las vasijas y la recogida del material arqueológico para poder determinar la naturaleza del yacimiento, su dimensión y relevancia cultural, además de garantizar la preservación de los restos hallados y evitar así su deterioro y riesgo de expolio.

Las cavidades de difícil acceso se encuentran en un paisaje con gran cantidad de restos de construcciones e información arqueológica. "La conservación de estos restos y su estudio facilitará profundizar en el conocimiento de la sociedad aborigen de Fuerteventura", afirma Briansó, que también agradece "a vecinos y vecinas facilitar la ubicación del hallazgo, así como a todo el equipo por el gran trabajo que están realizando. Una vez finalizados los trabajos de restauración, estas importantes piezas pasarán a formar parte de la colección del Museo Arqueológico Insular", añadió.

"Este hallazgo resulta esencial y de gran interés para investigar este tipo de cuevas volcánicas y sus usos. Además, dado el buen estado de conservación, las cerámicas pueden darnos información trascendental por su contenido. Se trata de un suceso fascinante, que puede suponer un gran paso para la cultura y el patrimonio histórico de la isla y a su vez, una oportunidad única para analizar e investigar nuevos aspectos de la vida de las poblaciones aborígenes", explicó Briansó.

Compartir el artículo

stats