Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS La desescalada en Fuerteventura

Furtivos de caza y pesca en cuarentena

La Policía Local de Puerto del Rosario denuncia a un cazador y tres pescadores ilegales

Imagen del pescado requisado a los pescadores furtivos.

Imagen del pescado requisado a los pescadores furtivos. LP/DLP

Los furtivos no descansan ni en tiempos de pandemia. Lejos de la situación de cuarentena impuesta por el Estado por el coronavirus, se lanzan al campo y a la montaña para delinquir dado que ambas actividades se encuentran prohibidas en estos momentos de confinamiento. Así, cuatro ilegales fueron denunciados en el municipio capitalino por actividades ilícitas en el medio rural y marino.

Agentes de la Policía Local de Puerto del Rosario, en una de sus habituales rondas para comprobar el cumplimiento de las normas decretadas por la Covid-19, localizaron a un cazador en la zona de La Calderetilla, donde se encuentran ubicados unos enormes depósitos de agua potable, en el entorno de Tetir, La Asomada y Los Estancos.

El furtivo se encontraba acompañado de cuatro podencos canarios que curiosamente lograron detectar la presencia de un conejo que tras saltar de una ahulaga inició una alocada carrera en busca de su refugio siendo perseguido por los perros. Un vecino de la zona llegó a increparlo por su actitud ilegal dado que actualmente no se encuentra abierta la temporada de caza, existe un estado de confinamiento y no se puede salir al campo.

Los agentes lograron identificar al cazador furtivo y tramitaron una doble denuncia: una por cazar en una época no autorizada y otra por incumplir el estado de confinamiento. La denuncia por la cacería se tramitó en el Cabildo de Fuerteventura por ser la institución que tiene competencias en materia cinegética y, la segunda en la Dirección Insular de la Administración del Estado.

Una patrulla rutinaria de los agentes de la Guardia Urbana de la capital majorera por el litoral capitalino fue determinante para localizar a tres furtivos que se encontraban realizando pesca submarina en una zona prohibida, además de incumplir las normas establecidas durante la actual crisis sanitaria.

El avistamiento de los ilegales se produjo sobre las 9.30 horas del pasado lunes al sur del pueblo de Puerto Lajas, entre la zona costera de Risco de El Roque y El Bajo. Los agentes siguieron con sus prismáticos la evolución de los furtivos y sus fechorías en el mar. Ante esta situación irregular, los policías decidieron esperar la salida del agua de los pescadores ilegales, hecho que se produjo casi cuatro horas más tarde de su localización. La vigilancia desde la distancia dio sus frutos y una vez en la orilla los furtivos fueron indentificados, al tiempo que se les requisó poco más de 14 kilos de pescado que habían capturado de forma ilegal.

Por este motivo, se les tramitó la denuncia ante la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias por realizar la actividad de la pesca submarina en una zona no autorizada y por incumplimiento de las normas establecidas en el estado de alarma.

Incumplimientos

La Policía Local de Puerto del Rosario ha intensificado su labor de control en las calles y pueblos del municipio para hacer cumplir las normas del estado de alarma decretada desde el pasado mes de marzo por el Gobierno central ante la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

Los agentes, al mando del inspector-jefe Pedro Gordillo, así como del subinspector Sergio Cerdeña y los respectivos oficiales, han montado numerosos controles tanto de día como en horario nocturno. Tan sólo en la pasada semana realizaron 424 servicios, entre los que destacan tres denuncias por vulnerar el confinamiento. También sobresale que el pasado domingo realizaron un total de 116 actuaciones, entre las que resaltan 23 personas identificadas y 93 vehículos verificados.

Los agentes, que en ocasiones colaboran conjuntamente con la Policía Nacional, seguirán intensificando los controles en vías y espacios públicos.

Compartir el artículo

stats