Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto del Rosario

"No me conviene hablar todavía", alega el alcalde sobre la denuncia de acoso sexual

CC, PP y AMF abandonan el pleno después de que Juan Jiménez evitase explicar el presunto delito de un concejal - El PP denuncia que falta un protocolo antiacoso

Imagen del instante en que los concejales de CC y del PP abandonan el pleno de Puerto del Rosario, ayer. FUSELLI

La política hace extraños compañeros. Así, el pleno ordinario del Ayuntamiento de Puerto del Rosario había suscitado interés especial tras denunciar la pasada semana la exasesora Yaiza Sotorrio un presunto delito de acoso sexual del concejal José Juan Herrera y que hizo extensiva al alcalde portuense como cooperador necesario. Nada ha cambiado. La aritmética se impone. La mayoría que sostiene al alcalde socialista necesita el voto del supuesto concejal abusador, aunque por momentos también contó con el apoyo de Águeda Montelongo.

La negativa del regidor Juan Jiménez (PSOE) a dar explicaciones sobre la denuncia antes de comenzar la sesión, propició que los concejales en la oposición de Coalición Canaria (CC), Partido Popular (PP) y Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF) abandonaran el salón de plenos en señal de protesta. Jiménez consideró que ese asunto lo podían plantear en ruegos y preguntas. Sin embargo, la edil de Gana Fuerteventura, Águeda Montelongo, por ahora fuera del grupo de gobierno, optó por continuar en la sesión e incluso se alineó en muchos asuntos con el equipo de la alcaldía.

José Juan Herrera, el concejal acusado de un presunto delito de acoso sexual por la asesora municipal Yaiza Sotorrio, no acudió a la Casa Consistorial para asistir al pleno y decidió, junto a otros compañeros de los distintos partidos que conforman la corporación, participar del mismo a través de videoconferencia.

Los portavoces de CC y PP, Manuel Miranda y Fernando Enseñat, respectivamente, así como Mayra Marichal, edil de AMF, plantearon una cuestión de orden antes del inicio del debate del orden del día, para que alcalde, Juan Jiménez diera una explicación sobre el supuesto acoso sexual a una trabajadora municipal por parte del concejal de Obras, José Juan Herrera.

Jiménez dijo antes los portavoces municipales: "Comparto la preocupación que han expresado, pero no me conviene hablar todavía". Además, añadió: "No entiendo cómo ustedes ( en referencia a los partidos de la oposición ) en la Comisión de Asuntos Plenarios, no propusieron este asunto para incluirlo en el orden del día. Han querido manifestarse por diversos medios, mientras que yo he querido ser prudente, dado que este asunto se encuentra judicializado".

Más grave es la denuncia realizada por el PP, que condena que el Ayuntamiento de Puerto del Rosario no dispone de un protocolo antiacoso. "Ante un tema tan sensible y de tal transcendencia, el gobierno municipal acude a la mentira como escudo para tapar la falta de protección a la víctima que había denunciado un presunto delito de acoso sexual, ya que el protocolo antiacoso no existe y no está aprobado", señala.

En julio de 2019 el grupo de gobierno municipal aprobó la incoación del expediente para la aprobación del protocolo de actuación frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo. "Acordaron iniciar el trámite, pero el plan no ha sido elevado por la concejalía de Personal para su aprobación como establece el artículo 62 de la Ley de Igualdad", apuntan desde la bancada conservadora. También, añaden, que " el protocolo que se activó fue el político para salvar una Alcaldía, pero nunca el de acoso porque no existe".

Los hechos se remontan a la semana pasada cuando la trabajadora municipal Yaiza Sotorrio denunció, después de ser despedida, haber sido presuntamente acosada por el edil Herrera para mantener relaciones sexuales y que el alcalde conocía el acoso.

Compartir el artículo

stats