Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Corosa, OHL y Satocan se adjudican el tramo Puerto del Rosario-La Caldereta

La unión de empresas realizará la obra por 92 millones de euros y con un plazo de 54 meses - Sebastián Franquis destaca el papel "vertebrador" de la nueva infraestructura

Corosa, OHL y Satocan se adjudican el tramo Puerto del Rosario-La Caldereta

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno canario ha firmado la resolución por la que se adjudica a la UTE formada por OHL, Construcciones Rodríguez Ramírez y Satocan la obra de la carretera Puerto del Rosario-La Caldereta, por 92 millones de euros y con un plazo de ejecución de 54 meses.

El consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, señaló ayerles que "con esta adjudicación se pone en marcha la construcción de una importante vía con la que se da respuesta a los acuerdos negociados con el Cabildo de Fuerteventura para priorizar las obras de infraestructura viaria necesarias para cerrar el denominado eje norte-sur que vertebra la isla". Asimismo, aseguró que "esta adjudicación reafirma la voluntad del Gobierno de Canarias de impulsar en esta legislatura la culminación del citado eje insular".

La obra, a cuya licitación se presentaron hasta diez empresas o uniones de empresas, tiene previsto ejecutar el presupuesto asignado con las siguientes anualidades: para el año 2020, 6 millones de euros; para 2021, 18 millones; para 2022 y 2023, 23 millones de euros en cada año; y para 2024, 22.098.903 euros.

La vía se empezará a ejecutase en las próximas semanas y se encuentra dentro del segundo tramo del eje insular de Fuerteventura, en sentido norte-sur, que conecta el tramo La Caldereta-Corralejo, puesto en servicio en diciembre pasado, con el aeropuerto.

El trazado contempla una autovía de 17 kilómetros, con calzadas separadas de dos carriles por sentido, arcenes exteriores de 2,5 metros, e interiores de un metro, y cinco enlaces a lo largo de la vía.

Este trazado conecta el enlace que une La Caldereta y Corralejo, por lo que la conexión entre el norte de Fuerteventura y el aeropuerto de la isla quedará definida por una vía rápida de cuatro carriles cuando finalicen los trabajos.

Además, gracias a esta variante se va a poder duplicar la capacidad de la circunvalación a Puerto del Rosario o FV-3, lo cual contribuye a disminuir significativamente la siniestralidad en las vías interurbanas de esa isla, a incrementar la fluidez de la circulación y a reducir la incidencia acústica en el entorno, indican desde la Consejería de Obras Públicas. Además, apuntan que el proyecto adjudicado "cumple escrupulosamente con los 17 condicionantes solicitados para obtener la aprobación de la declaración de impacto ambiental".

Por tanto, las obras se harán teniendo en cuenta que se respetará el enclave arqueológico del Barranco de Tinojay, además de alejarse de las zonas de avistamiento de hubaras y se aprovechará al máximo la vía existente en la circunvalación a Puerto del Rosario , adapntandose al Plan Insular.

Compartir el artículo

stats