Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

"Me sentí humillada al ver que te quitan el trabajo por no querer sexo"

Yaiza Sotorrio, cuya querella por acoso sexual contra un concejal y el alcalde de Puerto del Rosario ha sido aceptada a trámite, habla por primera vez y en exclusiva para LA PROVINCIA

Yaiza Sotorerio Espinel, exasesora municipal de Puerto del Rosario. LP/DLP

¿Por qué ha accedido a realizar esta entrevista tras este periodo de silencio inicial?

Siempre pensé en no hacer ningún tipo de declaraciones y esperar que la Justicia actuara, pero me vuelvo a sentir otra vez acosada, por lo que se está vertiendo en las redes sociales y por las declaraciones de los responsables políticos, sobre todo los del PSOE y Podemos de Fuerteventura y creo que es necesario que exponga sencillamente mi versión y mi denuncia y repulsa a este nuevo acoso.

¿Cómo se encuentra física y anímicamente?

Pues regular tirando a mal. Estoy muy nerviosa y con ansiedad constante. Me preocupan mucho los efectos que pueda producir esto en mis padres y en mis hijas. Estoy teniendo miedo a salir de casa, porque pienso que alguien me va a increpar. Está siendo muy duro, sobre todo si tenemos en cuenta los comentarios en redes sociales de muchos y muchas indeseables. La verdad es que nunca pensé que tuviéramos tantos acosadores y acosadoras en la isla.

¿Está recibiendo ayuda psicológica?

Si, en esta semana ya me han empezado a atender profesionalmente.

¿Se arrepiente de haber presentado la denuncia?

No, de eso no, por muy duro que sea, porque me sentí humillada y vejada como nunca, cuando ves que todo un aparato político machista te quita el trabajo y el sueldo porque no quieres mantener relaciones sexuales con alguien. Aparte de sentir que irías contra tus principios y contra tu lucha de toda una vida, aconsejando a las mujeres a denunciar este tipo de situaciones, si tú te echas atrás por los inconvenientes que sabes que te va a suponer. Creo que no me lo perdonaría nunca, por la lucha de las mujeres maltratadas, por mis hijas y por mí misma. Los ratos malos y duros pasarán, aunque me hagan sufrir mucho, pero voy a mantener la dignidad como mujer.

¿Cree que podrá recobrar su trabajo y su sueldo?

Creo que no, es más, creo que me va a traer complicaciones a la hora de encontrar otros trabajos, pero el perder el trabajo no es lo más importante, aunque importancia tiene. A mí no se me caen los anillos por trabajar, he trabajado de casi todo, como barrendera, camarera de piso, dependienta, recepcionista, en ambulancias, en residencias de mayores, en centros de alzhéimer, de apoyo y ayuda a mujeres víctimas de violencia de género.... etc. Creo que es intolerable que en este siglo las mujeres, para poder tener un trabajo o un sueldo, tengamos que depender de si accedemos a ciertas cosas. Nuestra dignidad es lo más importante, aunque nos muramos de hambre.

¿No tendrá esta denuncia motivos políticos, como dice el grupo de gobierno capitalino, ya que si el concejal Herrera dimite es usted la que entraría como concejala y posibilitaría una moción de censura?

Rotundamente no. Yo no me he inventado el cese, ni la situación del acoso. Le advertí al alcalde en tres ocasiones que estábamos ante una situación de acoso sexual y desde el primer momento le dejé claro que yo iba a denunciar este abuso. La única motivación es la del acoso, la del abuso, la de la defensa de la dignidad como mujer. Si por casualidad entrara tenga por seguro que no voy a apoyar a los que ahora están en el grupo de gobierno.

La argumentación de que esta denuncia tiene una motivación política supone una manifestación clara del acoso. Como decían las señoras feministas está claro que estamos ante la "manada política". Todos los que están utilizando ese argumento están contribuyendo al acoso, son acosadores.

¿Cómo es eso de que advirtió al alcalde en tres ocasiones de la existencia de acoso sexual?

El miércoles 8 de julio el alcalde me llama a su despacho y me dice que tiene que cesarme porque Yose no me quiere como cargo de confianza. Yo le contesté que eso lo tenía claro, pero que él sabía que eso era porque no había querido acostarme con el concejal, porque él tenía conocimiento de los mensajes y de la situación, por habérselo trasladado tanto Mayra Marichal como Manuel Travieso.

A los dos días, el viernes 10, como no me notificaban ningún cese, le mandé un mensaje por whatssap donde le decía que todavía no me podía creer que hubiera participado en la ejecución de una situación de acoso laboral y que para mí era igual o más responsable que el acosador, pues era el que permitía que el acoso tuviera éxito y que con eso estaba aceptando que me cesaba por no querer mantener relaciones sexuales con el concejal. Ese mensaje está ahí y no me lo estoy inventando.

El lunes 13 me vuelve a llamar al despacho y me vuelve a decir que me tiene que cesar, que Yose no acepta que me quede y que no tengo la confianza de ninguno de la mayoría de gobierno. Le volví a indicar que era una situación injusta y que por supuesto iba a denunciar, contestándome que tuviera cuidado de ir a los tribunales, que esto era un sitio pequeño y que yo tendría las de perder, porque entre otras cosas no era nadie.

¿Fue amenazada por el alcalde para que no denunciara?

No sé si amenazada, advertida o aconsejada, pero si tenía alguna duda de que tenía que denunciar el acoso se me quitó de golpe. Después de esa frase tuve claro que no podía echarme para atrás, aunque también me quedó muy claro que el asunto iba a ser muy duro, como así se está demostrando.

¿Qué le lleva a presentarse en las listas de la Agrupación de Electores Puerto del Rosario al Ayuntamiento?

A principios de 2019 Yose Herrera me invitó a participar en las reuniones previas de la constitución de una Agrupación de Electores para presentar una candidatura al Ayuntamiento en torno a la persona de Manuel Travieso. Fui a las reuniones, me gustó la idea y el proyecto. Luego me propusieron ir de número tres en la lista. Tras las elecciones me proponen ser cargo de confianza

¿Ya desde el principio se siente acosada

No. Desde el principio comienzan los mensajes, donde claramente manifestaba que quería mantener relaciones sexuales conmigo, pero no lo consideré como una situación humillante o intimidadora, entre otras cosas porque entendía que no estaba en una situación de poder tomar medidas contra mí. Soy lo suficientemente madura como para poder mantener a raya a cualquiera que pretenda algo que yo no quiera, aunque en este caso, para no violentar las relaciones de trabajo, tuve que aguantarme un poco más de la cuenta.

¿Y por qué, entonces, pide ayuda

Los mensajes se producen durante las primeras semanas de julio. Fueron tres o cuatro mensajes. Yo en todo momento le dejo muy claro que no quiero mantener relaciones sexuales con él. Lo más molestoso era lo machacón que era, que ya no sabías como decírselo para no violentar las relaciones diarias de trabajo y que no te permitía actuar con naturalidad, como no ponerme faldas cortas, estar con cuidado de no rozarnos casualmente cuando íbamos en el coche por cuestiones de trabajo o tener que trabajar con la puerta del despacho abierta porque tenía miedo a cerrarla.

¿Cómo se desencadenó el cese o el despido ?¿Cómo se desencadenó el cese o el despido

Desde septiembre todo iba normal hasta que a finales de febrero Manuel Travieso abandona el Gobierno y Yose Herrera se queda como único representante de AEPR. Lo nombran para la Junta de Gobierno y le asignan las competencias que tenía Manuel Travieso. A partir de la reincorporación al trabajo tras el confinamiento de la Covid volvieron las proposiciones, aunque ya no por Facebook y algo más tarde las insinuaciones de ceses.

¿Piensa que la han defendido como se merece su situación?

Me han defendido mucha gente, instituciones y colectivos, pero Podemos y PSOE no han estado a la altura de las circunstancias. Me ha dado asco ver las fotos de Briansó con la pancarta de "Yo si te creo hermana" y luego haciendo las declaraciones que hizo, al igual que a Lili Concepción convertida en "manada política" defendiendo el acoso de la mayoría de gobierno.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats