Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Betancuria

Una nueva excavación busca los orígenes del convento de San Buenaventura

El proyecto arqueológico trata de recuperar los valores históricos y patrimoniales del inmueble religioso - La investigación tiene un plazo de ejecución de ocho meses

Trabajos que se llevan a cabo en el interior del convento de San Buenaventura. LP/DLP

El convento de San Buenaventura, en pleno corazón de la capital histórica de Betancuria, uno de los enclaves históricos de mayor trascendencia que se conservan en la actualidad en Fuerteventura y en el conjunto del Archipiélago, afronta la segunda campaña de excavación e investigación arqueológica en busca des sus orígenes.

A pesar de su relevancia para la historia de Canarias, el convento de San Buenaventura se ha visto relegado a un secular olvido que ha favorecido su deterioro progresivo. La intervención arqueológica en curso profundiza en un plan de actuación centrado en la investigación, permitiendo recuperar sus valores históricos y patrimoniales.

La Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, con la colaboración del Cabildo de Fuerteventura y el Ayuntamiento de Betancuria, da continuidad a la investigación arqueológica de este mueble eclesiástico, proyecto del que se encarga la empresa especializada Tibicena, encaminado a recuperar los valores históricos-patrimoniales del sitio, garantizando su correcta y efectiva protección.

La intervención completará el trazado rescatado en la excavación realizada en 2018. Se pretende, en este caso, profundizar en las arquitecturas existentes bajo tierra, en el lado sureste de la parcela trabajada con anterioridad, con la apertura en extensión de la antigua zona conventual donde se recuperó en la citada campaña parte del trazado, ya que permite resolver ciertos problemas arquitectónicos y arqueológicos como la ubicación del acceso a la planta alta del convento, el sistema de acceso a la antigua sacristía y a otros recintos.

El trabajo se organiza en tres fases: limpieza y adecuación del área de trabajo, la excavación en extensión de la zona con mayor potencialidad arqueológica y la consolidación y restauración, en función de las necesidades de los elementos exhumados. El plazo previsto para la ejecución de esta segunda campaña es de ocho meses que incluyen el trabajo de campo, el de gabinete y la elaboración y redacción de la memoria técnica final.

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, visitó el yacimiento para interesarse por el inicio de la campaña que, a su juicio, "es muy importante desarrollar estos trabajos de investigación para conocer los primeros momentos de la conquista, en una época en la que únicamente Fuerteventura, El Hierro y Lanzarote estaban ya sometidas. El convento franciscano se edifica solo diez años tras concluir la conquista de la Isla, posiblemente sobre un lugar sagrado para la población aborigen y frente a la cima en la que se sitúan cazoletas rupestres y estructuras tumulares."

Compartir el artículo

stats