El Ayuntamiento de Puerto del Rosario volvió, ayer, a proceder al cierre de sus playas para el baño ante la nueva aparición de aguavivas, no solo en el agua sino en la arena. Las playas de Puerto Lajas, playa Chica y playa Blanca lucieron el cartel, en varios idiomas, de prohibido el baño. La medida coincidió ayer con la presencia en el muelle de cruceros de la capital del buque Aidasol con más de un millar de turistas que se llevaron la sorpresa de la medida.